lunes, 4 de agosto de 2014

El Super Europa de Fiat

Sevel Argentina (Sociedad Europea de Vehículos para Latinoamérica) lanzó en marzo de 1983 un nuevo modelo de Fiat 128 equipado con un motor de 1.300 centímetros cúbicos. Hoy veremos ese automóvil argentino de principios de los años ochenta: el Fiat Super Europa.

Fiat Super Europa de 1983 presentado por Sevel Argentina en marzo del mismo año.
Fotografía de la revista Su Auto
número 37 del mes de abril del año 1983.


Un año antes, en 1982, la empresa Sevel había presentado el Fiat Europa CL5 que era el primer automóvil argentino con caja de cinco velocidades en su categoría. Un año más tarde lanzaba el Fiat Super Europa con mayor cilindrada y potencia. Ambos modelos estaban basados en el Fiat 128.

Sevel Argentina trabajó en conjunto con Fiat Auto SpA, de Italia, para aggiornar al viejo 128. Las modificaciones estéticas que se le hicieron fueron exclusivas para el mercado argentino y también se exportaron unidades a Egipto y a Europa. Todo esto se daba en marco de exportaciones que incluía la caja de cambios de cinco velocidades que era la misma que equipaba al Fiat Ritmo en Italia.

Así el viejo Fiat 128 sufría un cambio de trompa y de cola que eran lo más notable en su carrocería. Una moldura lateral completaba la nueva estética que se le quería dar al automóvil. Lo mismo que la ausencia de los ventiletes en las ventanillas delanteras. El nuevo motor abrió la posibilidad a un posterior incremento de la cilindrada que llevaría a 1.500 los centímetros cúbicos del 128, que ahora se llamaba Super Europa.

Dos fotos con el detalle de la cola y la trompa del Fiat Super Europa de 1983.
Fotografía de la revista Su Auto
número 37 del mes de abril del año 1983.

El motor era de cuatro cilindros en línea de ubicación delantera transversal, la más destacada de las particularidades del Fiat 128, que la empresa denominaba 128 A1 038. La cilindrada era de 1.301 centímetros cúbicos con una potencia de 60 CV DIN a 6.000 revoluciones por minuto con una compresión de 9,1:1. El diámetro de los cilindros era de 86,4 milímetros y la carrera de los pistones era de 55,5 milímetros.

El carburador que alimentaba de combustible al Fiat Super Europa era marca Weber 32 ICEV 25/250 (Galileo) del tipo vertical monocuerpo con bomba de aceleración con cebador a mariposa y circulación de agua caliente para precalentamiento de la mezcla en mínimo. La bomba de nafta era de accionamiento mecánico. El Super Europa venía con un sistema de recirculación de gases del cárter para que fueran directamente a la atmósfera. Otro sistema de recirculación devolvía el exceso de combustible al tanque de almacenamiento.

El sistema de refrigeración era por agua con radiador de tubos verticales de depósito externo de expansión. La circulación del agua se hacia por medio de una bomba centrífuga y el ventilador de cuatro paletas era de accionamiento eléctrico que arrancaba por un interruptor termostático en el radiador. El líquido refrigerante contenía un 33% de anticongelante con inhibición de corrosión.

La caja de velocidades era de cinco marchas sincronizadas hacia delante y marcha atrás. Las relaciones de las marchas eran las siguientes: primera, 3,583:1; segunda, 2,235:1; tercera, 1,454:1; cuarta, 1,042:1; quinta, 0,863:1 y marcha atrás, 3,714:1. El embrague era del tipo monodisco seco con resorte a diafragma y comando mecánico. La tracción era delantera con semiejes acoplados al grupo diferencial (caja puente) mediante el uso de juntas homocinéticas de tres dados y a las ruedas el mismo tipo de junta, pero de bolas. La relación del diferencial era de 3,674:1.

Detalle del logo 5v que nos indica que el Fiat Super Europa de 1983 tenía caja de quinta.
Fotografía de la revista Su Auto
número 37 del mes de abril del año 1983.

La dirección era del tipo de cremallera con la columna dividida en tres tramos unidos entre sí mediante junta cardánicas. El sistema de frenos era hidráulico con servofreno a depresión accionado directamente por el pedal. Contaba con una bomba doble de cilindros coaxiales para los circuitos delantero y trasero que eran independientes entre sí. Las ruedas delanteras presentaban discos con pinzas flotantes de un cilindro por rueda. Las ruedas traseras eran a tambor con zapatas autocentrantes y recuperación automática del desgaste de los forros de freno. Un regulador de frenada actuaba sobre los frenos traseros en virtud de la carga y la desaceleración producida. El freno de estacionamiento accionaba sobre las ruedas traseras.

La suspensión delantera era independiente con brazos oscilantes y resortes helicoidales con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora que hacia de barra reactora de los brazos inferiores de la suspensión. La suspensión trasera era independiente con brazos oscilantes con un elástico transversal de tres hojas con función de barra estabilizadora para los movimientos asimétricos. Completaban el tren trasero los amortiguadores hidráulicos telescópicos que estaban unidos a la parte inferior de las mazas de las ruedas.

Las dimensiones del Fiat Super Europa eran las siguientes: largo, 3.920 milímetros; ancho, 1.590 milímetros; alto, 1.420 milímetros; distancia entre ejes, 2.448 milímetros; trocha delantera, 1.308 milímetros y trocha trasera, 1.312 milímetros. Los neumáticos radiales eran de la medida 145 x 13 pulgadas. Según Sevel el Super Europa podía circular 15 kilómetros con un litro de combustible a 90 kilómetros por hora.

Las modificaciones que presentaba el Super Europa eran que sus faros delanteros era rectangulares y podían ser regulados según la carga del vehículo; parrilla frontal de plástico de color gris oscuro de barras horizontales con el logo de Fiat en su centro; moldura plástica superior de la parrilla de color gris oscuro; paragolpes metálicos de color gris oscuro con una banda de goma central; deflectores delanteros de plástico; nuevo diseño de las luces de giro; manijas exteriores de puertas cromadas con su parte móvil de color negro; puertas delanteras sin ventilete; espejo exterior izquierdo con comando interno; nuevo diseño para el panel de instrumentos con números blancos con fondo negro; nuevo diseño para los interruptores de tecla, algunas de las modificaciones internas y externas.

Tablero del Fiat Super Europa de 1983. Fotografía de la revista
Su Auto
número 37 del mes de abril del año 1983.

El tablero de nuevo diseño contaba con dos relojes grandes con el velocímetro y el tacómetro, con indicadores rectangulares más pequeños de presión de aceite y temperatura. Las luces testigos eran para luz alta, luz de posición, avería de freno, cebador, funcionamiento del calefactor, carga de batería y presión de aceite. En la plancha del torpedo se encontraban los difusores centrales y laterales de aire, la guantera con tapa y cierre central, una repisa portaobjetos sobre el tablero y los comandos de la entrada de aire y de la calefacción.

El nivel de confort era muy alto en el Fiat Super Europa y tanto era así que solo el aire acondicionado era opcional. En la fotografía del tablero vemos como quedaba instalado el equipo de aire acondicionado. En una anterior nota donde habla del lanzamiento del Super Europa con el motor de 1.500 centímetros cúbicos mencioné el opcional del aire acondicionado y varios seguidores de Archivo de autos me indicaron que nunca habían visto una unidad así equipada, pero un seguidor comentó que había conocido un Super Europa 1500 con aire acondicionado. Así que no tengo la seguridad que con un motor más chico hubiera unidades con el opcional de aire acondicionado.

Hoy vimos como era el Fiat Super Europa lanzado por Sevel Argentina en marzo de 1983 y todo gracias a una gacetilla de prensa de la empresa automotriz y a la revista Su Auto número 37 del mes de abril del año 1983 de donde tomé las fotografías para ilustrar esta nota.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.