domingo, 17 de abril de 2016

La ayuda de los seguidores

Todos los meses les cuento cómo va la colecta “Una Internet para Archivo de autos”, que arrancó en noviembre de 2015. Algunos seguidores están aportando el dinero necesario para pagar la conexión a Internet. De esta manera dejé de asistir a un ciber cercano a mi casa.



Les cuento quiénes han aportado hasta la fecha:

-         Marcelo de Sande, quien hace un aporte mensual
-         La Soberana Orden del Sensei, un grupo de seguidores de Archivo de autos.
-         Walter Gabriel Garrido, en representación de Club del Siam
-         Eduardo Arturo Nolazco, en representación del Rambler Car Club
-         Juan Pablo Arrighi
-         Juan Pablo Miguele
-         Un depósito anónimo

Durante el mes de marzo, y parte de abril, algunos seguidores me solicitaron los datos para aportar a la colecta. La verdad que hasta el momento de escribir éstas líneas no se concretó. Lo cierto que Marcelo de Sande sigue con su aporte mensual. Además los integrantes de La Soberana Orden del Sensei dejan su contribución, en un buzón alcancía realizado por mí, cada sábado que se reúnen a almorzar.

Entiendo que los tiempos que corren son duros económicamente hablando. No es fácil el sustento, eso no tengo que decírselos. Cada uno conoce su economía. Pero tampoco he tenido la inquietud de algún seguidor de colocar publicidad en Archivo de autos.

Y eso que tiene un alcance respetable. En especial la página de Facebook donde más de 15.000 seguidores son de Argentina. El resto, ya son más de 20.250 son de todo del mundo. Es decir que Archivo de autos tiene visibilidad como para ser usado como medio de publicidad. Y no me refiero solo al rubro del automotor.

Por eso es que les ofrezco la oportunidad de tener un canal digital, que se replica en siete sitios diferentes, los encuentran debajo de mi firma, para llegar al público que necesitan que se interese por el producto, servicio o venta que realicen. El tema del costo de esa publicidad es conversable.

A veces un simple enlace, a una página determinada, o la sola mención de algo puede ser muy provechosa para el que publicita. Y no siempre la respuesta es inmediata. Pero esta publicidad me permitiría continuar con este proyecto llamado Archivo de autos y no depender solo de la generosidad de los seguidores interesados en este sitio.

Contando con más dinero, no solo para pagar la conexión a Internet, podría modernizar la vieja Pentium IV, que ahora ha comenzado a tener problemas con las memorias RAM y me visto obligado a retirar una para que no se reseteara a cada rato. O peor me tirara afuera de las páginas en las que estaba navegando.

Si tengo esa computadora, como el escáner, es gracias a amigos fierreros que me las regalaron porque ya no las usaban. Para mí son las herramientas que me permiten llevar adelante las notas diarias de Archivo de autos. Que es un trabajo que demanda varias horas semanales.

Porque, para los nuevos seguidores, les cuento que Archivo de autos lo hace una sola persona, la que firma esta nota. Esa persona investiga, escribe, edita y administra todos los sitios por donde se emiten las notas diarias. Tengo la suerte que algunos seguidores me ofrecen material, en forma totalmente desinteresada, para mejorar la calidad de las publicaciones.

No cuento con ningún tipo de financiación. Solo el año pasado una empresa alemana dedicada al mundo automotor, que administra varias páginas en Internet, se interesó en poner publicidad en el blog de Blogger. Fue en un par de ocasiones. Solo eso y nada más. El dinero sirvió para otras cosas relacionadas con mi trabajo como artesano por la dificultad de ingresar el dinero depositado en PayPal a Argentina.

También están los bitcoins que se generan en Taringa!, pero la verdad que no mueven mucho el amperímetro y también está la traba de hacerse con el dinero contante y sonante. Nada es fácil cuando se trabaja en forma artesanal. Lo sé de sobra por mi trabajo. Cada paso es un esfuerzo para lograrlo. Tiene sus frutos, pero puede ser agotador por momentos.

Hoy quise contarles cómo está la situación de la colecta en cambio de escribirles un relato. Aunque esto también, en cierta forma, es una historia para contar. El relato de Archivo de autos. De cómo se hace, de cómo recibe ayuda de otros y de cómo trata de mantenerse en la red cada uno de los días que vendrán.

La tarea no es sencilla para nada. A veces puede ser un desafío y en otras ocasiones un aprendizaje. A veces con metidas de pata, en otras por incomprensiones de algunos seguidores, pero siempre con honestidad. Si meto la pata, pido disculpas y corrijo. No tengo la verdad revelada de nada. Yo con Archivo de autos aprendo. En estos cinco años de escribir notas he aprendido mucho y eso es lo mejor que me puede pasar.

Por algunas investigaciones realizadas o por los datos aportados de los seguidores. Es un vínculo estrecho con algunos. Que me envían mails para corregir o aportar. Que me sugieren cambios o agregan aportes. Todo realmente suma para que Archivo de autos acreciente su prestigio.

Muchos leen y comparten. Otros roban sin dar la fuente. Algo que no se puede evitar en Internet. Otros, muchos, recomiendan fervorosamente este sitio dedicado a los viejos autos que supimos conseguir. Y esto para mí es un gran orgullo. Que algunas personas hablen de Archivo de autos en estos términos es descubrir que la tarea realizada no ha sido en vano.

Para aquellos que estén interesados en colaborar con la colecta “Una Internet para Archivo de autos” les dejo los datos necesarios para realizar la transferencia bancaria:

Mauricio Gustavo Uldane
DNI 14.156.488
CUIL 23141564889
Banco Nación Sucursal 3260 San Miguel
Número de cuenta: 32600411524739 Caja de ahorro
CBU: 0110041930004115247397

Gracias a todos los que colaboran, con dinero, con ideas, con materiales o con sugerencias. Todo es bien recibido para que Archivo de autos continúe saliendo diariamente como lo hace desde julio de 2013. Antes lo hacía de manera más distanciada como cuando arrancó en marzo de 2011.

Saludos para todos los seguidores de Archivo de autos y gracias por estar siempre presente del otro lado del monitor.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.