martes, 25 de noviembre de 2014

La rural de los Datsun Bluebird

La apertura de la importación, en el año 1979, nos hizo conocer, a los argentinos, una gran cantidad de automóviles de distintas partes del mundo. Algunos muy buenos, buenos o directamente malos. Los Datsun Bluebird, tal vez, estén encuadrados en la primera categoría. Si bien no entraron muchas unidades tuvieron su prestigio de calidad. Mantuvieron en alto el buen concepto del automóvil japonés. Hoy veremos la versión rural, o vagoneta como dice el folleto, del Datsun Bluebird.

Datsun Bluebird Vagoneta (rural) del año 1980. La foto es
de un folleto de la empresa Nissan Motor Co., Ltd.


Hace un tiempo vimos, en Archivo de autos, la cupé Datsun Bluebird SSS, ahora le toca el turno de la hermana rural de la misma gama Bluebird. La línea de carrocería era igual a la de las versiones berlina y cupé, salvo que en este caso hablamos de un vehículo de dos volúmenes.

Al igual que la berlina de cuatro puertas la Datsun Bluebird Vagoneta (rural) podía montar dos opciones de motor: el 1.600 y el 1.800. Ahora veremos cuales eran las características de estos dos motores, ambos de cuatro cilindros en línea ubicado adelante y longitudinal.

El perfil de ¾ trasero derecho del Datsun Bluebird Vagoneta (rural)
del año 1980. La foto es de un folleto de la empresa Nissan Motor Co., Ltd.

El motor de 1.595 centímetros cúbicos, L16S, tenía una potencia de 100 HP SAE a 6.000 revoluciones por minuto con una compresión de 8,5:1 con un diámetro de los cilindros era de 83 milímetros y la carrera de los pistones era de 73,7 milímetros. El motor L18S de 1.770 centímetros cúbicos ofrecía una potencia de 110 HP SAE a 6.000 revoluciones por minuto con una compresión de 8,5:1 con un diámetro de los cilindros de 85 milímetros y la carrera de los pistones de 78 milímetros. Ambos motores se alimentaban con un carburador de doble boca vertical.

La caja de velocidades era de 4 marchas adelante sincronizadas con marcha atrás con la palanca ubicada en el piso. Las relaciones de las velocidades eran las siguientes: primera, 3,382:1; segunda, 2,013:1; tercera, 1,312:1; cuarta, 1,000:1 y marcha atrás, 3,365:1. El embrague era del tipo monodisco seco a diafragma.

La suspensión delantera era independiente presentaba brazos inferiores con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos. La suspensión trasera era mediante eje rígido con elásticos semielípticos y amortiguadores hidráulicos de doble acción.

El tapizado de los asientos delanteros y traseros con tela opcional del Datsun Bluebird
Vagoneta (rural) del año 1980. La foto es de un folleto de la empresa Nissan Motor Co., Ltd.

Los frenos eran hidráulicos con circuito doble con disco en las ruedas delanteras y tambor en las ruedas traseras. Además servo asistidos. La dirección era del tipo piñón y cremallera con 4 vueltas de tope a tope con columna regulable en altura y profundidad. El diámetro mínimo  de giro de pared a pared era de 11 metros.

Las medidas de la Datsun Bluebird Vagoneta eran, largo, 4.400 milímetros; ancho, 1.640 milímetros; alto, 1.405 milímetros; distancia entre ejes, 2.525 milímetros; trocha delantera, 1.380 milímetros; trocha trasera, 1.360 milímetros; despeje sin carga, 175 milímetros y con carga, 145 milímetros. El peso en el orden de marcha era de 1.040 kilogramos para el modelo estándar y de 1.045 kilogramos para el modelo de lujo. La capacidad de tanque de combustible era de 60 litros y los neumáticos radiales de la medida 165 SR 14. La velocidad era de 160 kilómetros por hora para ambos modelos (1600 y 1800).

Vistas del espacio trasero de carga del Datsun Bluebird Vagoneta
(rural) del año 1980. La foto es de un folleto de la empresa Nissan Motor Co., Ltd.

La Vagoneta 1600 era considerada el modelo estándar mientras que Vagoneta 1800 era la de lujo. Pero salvo algún que otro opcional se ofrecía lo mismo para ambos modelos, solo los diferenciaba, básicamente, el motor.

Uno de los detalles que comenzaron a verse en los autos japoneses de esos años, que ingresaban al mercado argentino, era que muchos modelos montaban la antena en el parante izquierdo del techo. Algunos sobre el parante, como las Vagonetas Datsun Bluebird, o dentro del parante como algunos modelos marca Honda.

Un opcional también novedoso para los argentinos era una palanca para abrir el portón trasero o la tapa del baúl. Otro opcional era el limpia luneta trasero que mejoraba notablemente la visión hacia atrás en días de lluvia.
El tablero de las rurales Datsun Bluebird era bastante más sencillo que el que se montaba en las versiones berlina o cupé. Venía con velocímetro con odómetro parcial y total. Los otros dos medidores de aguja eran para la temperatura del agua y el nivel del combustible. Lo que si tenía un reloj digital.

El tablero del Datsun Bluebird Vagoneta (rural) del año 1980.
La foto es de un folleto de la empresa Nissan Motor Co., Ltd.

Los automóviles de la marca Datsun eran importados por la empresa Marubeni Maquinarias que tenía su sede en la calle Juan Bautista Alberdi 1823 al 29 de la ciudad de Buenos Aires. Esta empresa era un desprendimiento de Marubeni que era la encargada de importar diferentes marcas de productos japoneses y es la empresa que se encargó de la electrificación del ferrocarril General Roca en los años ochenta en Argentina.

Los automóviles Datsun eran fabricados en Japón por la empresa Nissan Motor Co., Ltd., que también era la responsable de los vehículos con la marca Nissan. Las imágenes que ilustraron esta nota fueron tomadas de un folleto de la empresa japonesa mencionada, que me enviara en el año 1980 el importador de la marca Datsun. Este folleto fechado en julio de 1980 es otra de las piezas que integran el archivo de imágenes y datos que alimenta las notas que se publican a diario por este sitio dedicado a los viejos autos que supimos conseguir, que se llama Archivo de autos.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.