viernes, 31 de octubre de 2014

Cuatro puertas para el pájaro de trueno

Ford Motor Company lanzó en la década del cincuenta el Thunderbird como respuesta al Chevrolet Corvette de su competidora la General Motors Corporation. Con el correr de los años el automóvil de Ford se volcaría más al lujo que a lo esencialmente deportivo.

Publicidad triple de la revista Esquire del año 1966.


Sino que lo diga la publicidad triple que hoy vemos en Archivo de autos. Sí, triple porque la dimensión de esa publicidad era 70,5 centímetros de ancho por 33,5 centímetros de alto. Es decir tres páginas de una revista tabloide de Estados Unidos y hoy ven en forma completa.

Por primera vez, en el año 1967, el Ford Thunderbird Landau se ofrecía con cuatro puertas, las traseras de apertura contra el viento o suicidas. Pero como todo automóvil de lujo tenía un dispositivo que las trababa cuando el auto superaba los 13 kilómetros por hora o las 8 millas por hora.

Desde su parrilla con los faros delanteros ocultos hasta el lujoso interior, todo era de una inmensidad como los Estados Unidos nos tenía acostumbrados en los autos de finales de la década del sesenta.

Un motor de 8 cilindros en V con una cilindrada de 390 pulgadas cúbicas, que es lo mismo que 6.390,95 centímetros cúbicos, que se ofrecía como estándar. Pero había otro motor de la misma cantidad de cilindros pero con 428 pulgadas cúbicas o 7.013,66 centímetros cúbicos.

El volante se ajustaba en nueve posiciones y tenía un dispositivo de velocidad crucero, muy apto para las extensas rutas estadounidenses. Freno a disco en las ruedas delanteras, esto era un avance para los autos de este tipo en Estados Unidos. Durante mucho tiempo las grandes empresas automotrices se negaron a usarlos.

Lo demás se ve en la impresionante publicidad para un auto que era más que un pájaro de trueno. Tal vez demasiado opulento para los tiempos que corren en este siglo XXI, porque hay que darle de comer a esos 8 cilindros en las dos cilindradas mencionadas.

Un dato para cerrar, el Thunderbird traía equipo de magazine de cuatro parlantes, otra exquisitez como todo lo visto en la publicidad de la revista Esquire de noviembre de 1966, “The Magazine por Men”, la revista para los hombres, según rezaba desde la tapa. Otra pieza del archivo de datos e imágenes que diariamente alimenta a este sitio dedicado a los autos viejos que supimos conseguir, que se llama Archivo de autos.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.