lunes, 31 de marzo de 2014

El primer auto de IKA: el Kaiser Carabela

La empresa estadounidense Kaiser Motors Corp. se radica en Argentina, en la provincia de Córdoba, donde conforma la empresa Industrias Kaiser Argentina SA, más conocida por su sigla IKA. El Kaiser Carabela será el primer automóvil de esta nueva empresa.

El Kaiser Carabela modelo 1961.
Fotografía de la revista Parabrisas 10 de agosto de 1961.



El Kaiser Carabela fue lanzado al mercado argentino a mediados de 1958 y se mantuvo en producción hasta el año 1961 y se fabricaron 8.126 unidades en ese lapso. El automóvil que lo reemplazará será el Rambler en sus diferentes versiones. Incluso compartirán la misma planta motriz hasta a 1965.

Así la empresa IKA tenía su primer automóvil que encima era de lujo y fue el vehículo más caro en su tiempo. La empresa IKA trajo al país algunas unidades del Kaiser Manhattan modelo 1954 que fue el último modelo de automóvil fabricado en Estados Unidos por la empresa Kaiser Motors Corp.

La intención era, primero usar los permisos de importación que gozaba la empresa IKA, y la otra de traer al país un modelo de automóvil que fuera factible fabricar en Argentina. Eso mucho antes que el Carabela saliera de las líneas de montaje de la planta de Santa Isabel en la provincia de Córdoba.

Para abaratar costos de fabricación los ingenieros de la IKA construyeron los motores Continental de 4 y 6 cilindros con igual diámetro y carrera. De esta forma el motor de 4 cilindros, que equipaba al Jeep de IKA, tenía una carrera más larga que su hermano de los Estados Unidos. Por eso este motor tenía vibraciones a determinadas revoluciones por minuto. Otro problema que tuvieron en estos motores era la pérdida de aceite por el retén de bancada trasera del cigüeñal.

El perfil trasero izquierdo del Kaiser Carabela de 1961.
Fotografía de la revista Parabrisas 10 de agosto de 1961.

Lo que si lograron en la empresa IKA era una integración de autopartes argentinas con valores que hoy, en pleno siglo XXI, son difíciles de alcanzar. El Jeep llegó a tener un porcentaje de 98% de piezas fabricadas en Argentina y fue el máximo alcanzado por un automóvil fabricado por una terminal extranjera.

El motor Continental de 6 cilindros, que equipaba al Kaiser Carabela, era el 6L-226 con una cilindrada de 3.707 centímetros cúbicos con una potencia de 116,6 HP SAE o 115 CV DIN a 3.800 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 84,138 milímetros y la carrera de los pistones era de 111,125 milímetros con una relación de compresión de 7,3:1. Según el segundo road test de la revista Parabrisas número 14 de enero de 1962 el Carabela podía alcanzar unos 138 kilómetros por hora.

La caja de velocidades era de tres marchas hacia adelante, de las cuales la segunda y la tercera eran sincronizadas, y la marcha atrás. Las relaciones de las velocidades eran las siguientes: primera, 2,571:1; segunda, 1,550:1; tercera, 1,000:1 y marcha atrás, 3,489:1. El diferencial trasero presentaba una relación de 4,09:1.

La suspensión delantera del Carabela era independiente conformada por dos triángulos, superior e inferior, que formaban un trapezoide desformable. Además tenía dos resortes helicoidales con un par de amortiguadores hidráulicos por dentro. La suspensión trasera era mediante eje rígido, ya que estaba ubicado el diferencial, con elásticos semielípticos longitudinales y amortiguadores hidráulicos.

El tablero del Kaiser Carabela de 1961.
Fotografía de la revista Parabrisas 10 de agosto de 1961.

Los frenos eran a tambor autocentrantes en las cuatro ruedas con campanas de fundición de 279,4 milímetros de diámetro con una superficie de frenado de 1.030 centímetros cuadrados. El freno de mano o estacionamiento era mecánico sobre las ruedas traseras.

El Kaiser Carabela era un automóvil que todavía contaba con chasis y carrocería. El chasis era de perfil en forma de “U” de acero laminado que contaba con cuatro travesaños y una unión central en forma de eje. Por esta unión pasaba el cardán hacia el diferencial trasero. La carrocería era del tipo sedan cuatro puertas con capacidad de 5 a 6 plazas, ya que tenían asientos enterizos en la parte delantera como la trasera. Además el hecho de tener palanca al volante facilitaba el tercer pasajero en el asiento delantero.

La dirección era del tipo Gemmer con una reducción de 18,2:1 y el diámetro de giro era de 11,50 metros. Los limpiaparabrisas en el Kaiser Carabela eran por funcionamiento por vacío. Esto fue de práctica en todos los vehículos de la empresa IKA, por aquellos años. Si bien era más barato que el accionamiento eléctrico tiene la desventaja que al aumentar la velocidad la cadencia del limpiaparabrisas es menor.

El Kaiser Carabela fue el auto de mayor tamaño que se fabricó en el país, en su momento, un impresionante largo que pocos autos alcanzaron con el devenir de las décadas: 5.475 milímetros era el largo total. El resto de las dimensiones eran las siguientes: ancho, 1.900 milímetros; alto, 1.545 (cargado) milímetros; distancia entre ejes, 3.010 milímetros; trocha delantera, 1.475 milímetros y trocha trasera, 1.495 milímetros. El peso vacío era de 1.638 kilogramos que era el que servía para el patentamiento. El tanque de combustible tenía una capacidad de 65 litros de para la nafta común, que era el tipo de combustible que usaba el Kaiser Carabela.

El motor Continental 6L-226 del Kaiser Carabela de 1961.
Fotografía de la revista Parabrisas 10 de agosto de 1961.

Este era el primer automóvil que fabricó en Argentina la empresa IKA. Un auto que era de lujo y hasta llegó a ser el auto elegido por el presidente de la República Argentina, en una versión especial, que hace unos años fue puesto a la venta.

Las fotografías que ilustran esta nota del Kaiser Carabela fueron tomadas de la revista Parabrisas número 10 de agosto de 1961 y es parte de mi archivo personal, en este caso heredado de mi padre José Lorenzo Uldane.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.