lunes, 23 de abril de 2012

El proyecto Volvo LCP 2000


La crisis petrolera de 1973 puso en alerta a las grandes automotrices estadounidenses y europeas. Les hizo ver que si faltaba petróleo los vehículos que fabricaban no iban a tener combustible para moverse. Muchas automotrices se pusieron a buscar alternativas de motores y el reemplazo de materiales para aligererar el peso de sus autos.

El proyecto de la sueca Volvo iba por ese camino. Sin abandonar el petróleo buscaba reducir el peso del auto y la energía consumida para el proceso de fabricación. El Volvo LCP (Light Component Proyect, Proyecto de Componentes Livianos) 2000 iba en ese sentido. El desarrollo se realizó a mediados de los ’80 con vista al año 2000.

Volvo LCP 2000. Folleto de Volvo Car Corporation.


Las líneas del prototipo se parece a los autos que veríamos en la década del ’90 y muchos de los materiales usados son, hoy día, comunes en los autos del siglo XXI. El proyecto era un estudio internacional, donde varias naciones participaron con diferentes tareas.

Los países que intervinieron fueron: Dinamarca, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Noruega, Estados Unidos y Suecia. Cada país tenía una tarea específica para la realización del prototipo LCP 2000. Dinamarca hacía los frenos a disco; Gran Bretaña el modelo a escala, el motor, la suspensión y el sistema de frenos; Francia el montaje del motor y las lámparas; Alemania el motor y el instrumental; Italia la sub carrocería y las ruedas; Noruega los paragolpes, el sistema eléctrico de control, la columna de dirección y la pedalera; Estados Unidos la ingeniería en el prototipo y las pruebas con modelos a escala y Suecia la transmisión continua variable CVT (Continuosly Variable Transmisión) y el ensamble del prototipo.

La idea básica era fabricar un auto con bajo gasto de energía y que tuviera muchas partes para ser recicladas. También tenía una forma muy común en las automotrices actuales: el armado por módulos. El chasis soportaba las suspensiones, el motor y la transmisión. Otro módulo los asientos, el tablero, luego la trompa y el techo con todos los parantes. Por último el capot, paragolpes, puertas y laterales.

Los materiales usados en el armado del Volvo LCP 2000 eran plástico, aluminio, magnesio, fibra de carbono y otros materiales livianos. El vehículo pesaba un poco más de 700 kilogramos y un auto de esa época, similar al prototipo, pesaba 200 kilogramos más. El auto básicamente era de dos plazas con baúl, pero ese baúl podía albergar a dos personas más. Esas plazas traseras miraban para atrás y el ascenso de los pasajeros se hacía por el portón trasero.

Transparencia del Volvo LCP 2000. Folleto de Volvo Car Corporation.

El Volvo LCP 2000 tenía algunas soluciones originales, por ejemplo el tanque de combustible estaba detrás de los asientos delanteros. Lo mismo que la batería. Detrás se encontraban los dos asientos traseros. La pedalera, que era de PRFV (Plástico Reforzado con Fibra de Vidrio), se podía regular para una mejor conducción. También era ajustable la columna de dirección. La caja de velocidades de 5 marchas adelante era de transmisión continua variable (CVT), esto permitía lograr una mejor relación con el motor diesel. La caja de cambios rendía como una de 6 o 7 velocidades.

Había dos posibilidades de motores diesel de tres cilindros ubicado en forma transversal adelante. Uno de los motores, el de 1.300 centímetros cúbicos con gasoil y el de 1.400 centímetros cúbicos con biodiesel. Este motor podía usar gasoil, aceite de girasol o aceite de colza. Algo totalmente nuevo hace casi treinta años atrás. El folleto me lo enviaron desde Suecia, por parte de Volvo Car Corporation en el año 1985.

Las suspensiones eran Hydragas con lo cual no había ni resortes helicoidales, ni amortiguadores. Los discos y las campanas de freno eran de aluminio. Además la bomba de freno era de plástico. Las llantas, el chasis y el block del motor eran de magnesio para reducir el peso del prototipo.

Pruebas del Volvo LCP 2000. Folleto de Volvo Car Corporation. 

El Volvo LCP 2000 tenía un largo de 3.980 milímetros, un ancho de 1.650 milímetros, un alto de 1.300 milímetros, la distancia entre ejes de 2.540 milímetros, la trocha delantera de 1.450 milímetros y la trocha trasera de 1.400 milímetros. El peso era de 707 kilogramos y el tanque de combustible de 34 litros. El coeficiente aerodinámico era de 0,25 a 0,28 Cx.

El motor diesel de 1.279 centímetros cúbicos tenía una potencia de 50 HP a 4.300 revoluciones por minuto y una compresión de 20:1, este motor usaba solo gasoil. El motor de 1.387 centímetros cúbicos su potencia era de 90 HP a 4.500 revoluciones por minuto, con una compresión de 18:1 y la posibilidad de usar biodiesel o gasoil. La velocidad máxima del Volvo LCP 2000 era de más de 180 kilómetros por hora y el consumo de 3,6 litros cada 100 kilómetros recorridos.

Un detalle: las puertas tenían cerraduras electrónicas. Si se fijan en la transparencia verán un tablero en el parante central del auto, cerca del techo, Otro detalle llamativo: las ventanillas abrían solo una porción, como algunos autos deportivos. Eso era para ahorrar peso con movimientos más pequeños. Un vehículo que nos adelantaría, en 1985, muchas soluciones que veríamos en autos, veinte años más tarde.

Gracias a Julián Pérez por su ayuda con la digitalización del folleto de Volvo.

Mauricio Uldane