martes, 24 de abril de 2018

Tarde solidaria y soleada

El pronóstico del tiempo parecía que les iba a jugar una mala pasada a los organizadores del encuentro llamado “Paragolpes de Fierro Solidario”. Pero no fue así y al parecer tienen una alianza con San Pedro… Lograron que la tarde, calurosa para un abril otoñal, fuera todo un éxito.
 
Fiat 1500 en primer plano, detrás un Chevrolet Bel Air
y al fondo un Chevrolet Champion.

La convocatoria de la ATAAP (Asociación Talleristas del Automotor y Afines Paceña) era para las 14 horas del domingo 22 de abril en el predio del Club de Leones de José C. Paz, ubicado sobre la Avenida Hipólito Yrigoyen, más conocida como Ruta 197, y casi esquina con la calle René Favaloro, antes llamada Muñoz.

La Mercedes y el Torino. hevrolet Champion.

En ese lugar se realizaría este encuentro solidario para darles una mano a los 65 chicos que asisten al comedor Ayudanos a Ayudar del barrio San Atilio del partido de José C. Paz. Ya en el encuentro anterior, realizado a finales del mes de octubre de 2017, tuvo la misma intención.

Fiat 125, Renault 6 GTL, De Carlo 700 y Ford A.

Así en esa tarde calurosa, y algo húmeda de la ciudad de José C. Paz, comenzaron a llegar los autos y motos invitados para la ocasión. Autos de distintas épocas, y estilos, se empezaron a ubicar en el predio. Los que no cabían se acomodaron sobre la vereda de la Ruta 197.

En primer plano el De Carlo 700 y detrás el Renault 6 GTL y el Fiat 125.

Las cabezas visibles de este encuentro solidario son Jorge Gutiérrez y Néstor Racciatti, ambos integrantes de la ATAAP, y con muchas ganas de darle una mano a los que más la necesitan. En especial en estos tiempos de economía difícil, que nos toca vivir a los argentinos.

Renault 4 GTL y Ford A 125.

De a poco comenzaron a llegar los autos y motos que habían sido invitados a este encuentro solidario y con ellos el público. Ya estaban en el predio, cuando llegamos con la rural Mercedes Benz 170 SD, Víctor y César Caputo. Infaltables en estos encuentros solidarios.

Camioneta Rat Rod con mecánica Chevrolet.

Llevaron tres autos: un Chevrolet Champion del año 1928, un Chevrolet Bel Air del año 1958 y un Fiat 1500 del año 1967. Ni bien se ingresaba al predio uno se topaba con esos autos. Cerca de estos autos estaba el Torino blanco de Jorge Gutiérrez. Al lado, en un lugar preferencial, se estacionó la Mercedes.

Torino, camioneta Chevrolet y TC del Ayer.

Ya había motos clásicas y algunos autos más, como el Fiat 125 de Alejandro Ale. Más tarde le harían compañía un De Carlo 700, muy bien restaurado, un Ford A del año 1930, propiedad de Juan Carlos Virgini, otro amigo fierrero y el Renault 4 GTL de Roberto Felicioni. Este último integrante de Restauradores del Renault 4 y vecino de San Miguel.

El TC del Ayer en primer plano.

Más tarde llegarían Rat Rod, Hot Rod y autos modificados. La mayoría de ellos se acomodaron sobre la vereda del predio sobre la Ruta 197. El público iba en aumento como el calor durante esa tarde de domingo. Realmente la concurrencia del público fue incrementándose con el correr de las horas. En especial porque se sabía que habría una banda de rock en vivo.

Los autos que estaban sobre la vereda de la Ruta 197.

Eso fue una de las atracciones del encuentro “Paragolpes de Fierro Solidario”. Además porque la banda, ¾ Rock, se llevó los aplausos del público y hasta hizo bailar a un par de parejas del público. La actuación de la banda aumentó notablemente el público y le puso otro color, y calor, a la tarde paceña.

En primer plano furgón Chevrolet 1938.

Como es de costumbre en estos encuentros solidarios no podía faltar la presencia de Luis Giribone con sus esculturas fierreras, siempre acompañado de su esposa Graciela Castro. Giribone feliz de mostrar sus trabajos y de charlar con el público que se acerca a su mesa a observar sus creaciones.

Las motos clásicas.

El predio se llenó de público y de chicos. Muchas familias se llegaron al lugar, algunos atraídos por los autos y otros por la música. Pero todos terminaron dando su granito de arena. Que se vio reflejado al concluir la tarde, ya casi oscureciendo, y con el presagio de una tormenta en el horizonte.

Las esculturas fierreras de Luis Giribone.

La cantidad de bolsas de alimentos, ropa y calzado se acumularon, justamente, al lado de la Mercedes. Así que soy un testigo presencial de la generosidad del público asistente. Según los organizadores las donaciones fueron de mayor cantidad que el encuentro del mes de octubre.

La banda de ¾ Rock.
Tanto que Jorge Gutiérrez anunció, al final de la jornada, que posiblemente antes de fin de año se realice otro encuentro solidario similar. Todo salió bien. El clima ayudó, los propietarios acercaron sus vehículos, el público se hizo presente y la banda de rock amenizó la tarde. Más no se puede pedir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.