jueves, 19 de mayo de 2016

Un auto de prestigio: Pierce-Arrow

Hubo una época en Estados Unidos que las tres marcas de prestigio y de lujo eran Packard, Peerless y Pierce-Arrow. Eran años anteriores a la Primera Guerra Mundial y con el correr de los años las cosas cambiarían mucho. Conozcamos un poco la historia de la Pierce-Arrow.

Publicidad de la revista Arts & Decoration del año 1932.


Nos tenemos que remontar al siglo XIX para dar con los orígenes de la empresa que fundara George N. Pierce. En el año 1878 creó la George N. Pierce & Company. Para esa época fabricaba bicicletas y luego pasaría a producir triciclos.

Para el año 1899 es que Pierce se interesa en producir automóviles, o carruajes sin caballos, y para eso contrata al ingeniero escocés David Fergusson. Al parecer en un viaje que Pierce hace a Europa se interesa por los automóviles.

En un principio fueron a vapor, pero sin éxito. En el año 1901 presenta su primer automóvil con un motor De Dion y se llamó Motorette. Para el año 1904 lanza un modelo con un motor de cuatro cilindros. Ya en el año 1905 la empresa de George N. Pierce era una de las prestigiosas del mercado estadounidense.

Aquellos Pierce eran grandes y caros. Recién en el año 1908 se adopta la marca Pierce-Arrow. La empresa pasa a llamarse Pierce-Arrow Motor Car Company. El modelo Great Arrow será el que dará el nombre, asociado al apellido del fundador, de la marca definitiva.

Para el año 1909 la palabra Arrow (flecha en inglés) se asoció a la marca en sus tapas de los radiadores llevaron como emblema un arquero. La otra característica de esta etapa de la empresa eran los faros delanteros unidos a los guardabarros delanteros y separados del radiador.

Esto último fue su distinción, con los demás automóviles de Estados Unidos, hasta el final de la producción. En el año 1908 George N. Pierce se retiró de la compañía y la familia de éste vendió sus acciones. El nuevo presidente fue George Birge que estuvo en el cargo hasta el año 1916.

Los siguientes años venideros marcaron el esplendor de la marca Pierce-Arrow que se vio acrecentado después de la Primera Guerra Mundial. Pero hacia la mitad de la década del veinte comenzaron los problemas financieros y en el año 1928 se asocia con la empresa Studebaker Corporation.

Para esta época se usaban motores de 8 cilindros y para principios de la década del treinta se montaron motores de 12 cilindros en V. El lujo era una constante en estos modelos. También de gran tamaño.

Esto queda expuesto en la vieja publicidad a doble página que fuera publicada en la revista Arts & Decoration en el mes de enero de 1932. Donde los modelos ofrecidos son de 8 y 12 cilindros con diferentes distancias entre ejes y hasta de 7 plazas.

Es interesante porque en un cuadro se pueden apreciar los modelos que se comercializaban de los modelos 52, 53 y 54 con sus distintas versiones. Como los precios en dólares de su valor en la ciudad de Buffalo, donde estaba ubicada la planta de producción de la Pierce-Arrow Motor Car.

Dos de las características de la marca se puede ver en las fotografías de los modelos 54 Club Brougham y 53 Club Sedan, ambos del año 1932, el arquero en la tapa del radiador de agua como los faros delanteros encarenados  en los guardabarros delanteros.

Doce modelos de Pierce-Arrow para el año 1932. Sin embargo era el principio del fin de la marca estadounidense, primero con la deserción de la empresa Studebaker en el año 1933, y para el año 1938 desapareció por completo del mercado automotriz. Aunque la marca, Pierce, sigue estando en Estados Unidos asociada a la fabricación de autobombas y equipos de rescate en la actualidad.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.