lunes, 13 de octubre de 2014

Un Dodge medio alemán

La situación de la empresa Chrysler Corporation, para el año 1979, no era la mejor que se pudiera esperar en materia financiera. La quiebra rondaba como los buitres sobre un posible cadáver. Es así como la empresa estadounidense decide vender las filiales de Argentina y Brasil a Volkswagenwerk AG de Alemania.

El Dodge M 1,8 Serie W del año 1980. Fotografía de un folleto de
la empresa Volkswagen Argentina de septiembre de 1980.


La transición de la marca estadounidense hacia la marca alemana duró algo más de un año. Terminándose de concretar a finales del año 1980. Durante ese lapso los concesionarios se pasaron a llamar Dodge-Volkswagen. Tal era el éxito de ventas de los modelos Dodge 1500, en las versiones berlina y rural, tanto para el motor de 1,5 y 1,8 litros, que no lo discontinuaron.

De esta forma la empresa Volkswagen, los alemanes no son nada tontos, no dejaron de fabricar el Dodge 1500, en todas sus versiones, no era cuestión de perder los clientes que mantenían la filial de Chrysler en Argentina. Además se dieron cuenta que el Dodge 1500 no era un automóvil de mala calidad, pese algunas limitaciones.

Tan bien lo vieron los alemanes que en los años venideros le colocarían su emblema en la trompa y la cola. Si realmente fuera un mal auto, Volkswagen, no lo hubiera avalado dándole su marca, que se había ganado un prestigio mundial con el famoso Escarabajo, Fusca o Käfer, en alemán.

De esta forma llegamos al auto argentino del día de hoy: el Dodge M 1,8 Serie W de 1980. Este Dodge 1500 con el motor de 1,8 litros tenía algunos retoques de maquillaje del modelo que ofrecía Chrysler Fevre Argentina hasta el año 1979.

Para empezar el logo, con forma de pentágono, había sido reemplazado del centro de la parrilla por nuevo logo que tenía el número 1500. Años más tarde, en ese lugar estaría el emblema de Volkswagen.

La otra cosa destacable, a simple vista, eran los faros de luz de posición y giro que eran transparentes con las lámparas de color amarillo. Esto fue una moda en varios automóviles de fabricación nacional. De repente los faros de giro pasaron a ser transparentes con las lámparas de color ámbar o amarillo.

De izquierda a derecha: los faros traseros del Dodge M 1,8 Serie W del año 1980 con luz de marcha atrás incorporada, detalle de las llantas y el espejo retrovisor externo izquierdo con control remoto. Fotografías de un folleto de la empresa Volkswagen Argentina de septiembre de 1980.

El motor del Dodge M 1,8 Serie W de 1980 era de 1.798 centímetros cúbicos con una potencia de 76 CV DIN a 5.000 revoluciones por minuto con una relación de compresión de 8,6:1. El diámetro de los cilindros era de 86,1 milímetros y la carrera de los pistones era de 77,2 milímetros con un par motor máximo de 13,25 kilográmetros a 3.200 revoluciones por minuto.

El carburador era de una sola boca del tipo descendente con el cebador de accionamiento manual. Este motor contaba con enfriador de aceite. El sistema eléctrico era de 12 volts de tensión con una batería de 48 amperes por hora y el alternador de 38 amperes con regulador de tensión electrónico incorporado. El distribuidor era impermeable. La capacidad del cárter era de 4 litros de aceite y el filtro de 0,5 litros. El líquido refrigerante del motor sumaba 7,4 litros.

La caja de velocidades era de cuatro marchas hacia adelante sincronizadas y marcha atrás. La palanca estaba ubicada en el piso, cosa que tuvo desde su presentación en Argentina en el año 1971. Las relaciones de las diferentes velocidades eran las siguientes: primera, 3,32:1; segunda, 2,03:1; tercera, 1,37:1; cuarta, 1,00:1 y marcha atrás, 3,45:1. El embrague era del tipo monodisco seco a diafragma con un diámetro de 200 milímetros.

Este modelo de Dodge ofrecía la posibilidad de optar por una caja de cambios automática de marca Borg Warner 45 de cuatro marchas hacia adelante y marcha atrás con convertidor de par motor. También la palanca estaba ubicada en el piso y las relaciones eran las siguientes: primera, 3,00:1; segunda, 1,94:1; tercera, 1,35:1; cuarta, 1,00:1 y marcha atrás, 4,69:1. El diferencial trasero era del tipo semiflotante con una relación de 3,54:1, que era el mismo para las dos cajas de velocidades.

La suspensión delantera era independiente con sistema Mc Pherson con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos a cartucho reemplazable y barra antirrolido. La suspensión trasera era mediante eje rígido, recuerden que el Dodge 1500 era un automóvil de tracción trasera, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y cuatro barras reactoras.

Los frenos era hidráulicos con doble circuito servo asistido autorregulables con disco en las ruedas delanteras y tambor en las traseras. La dirección era del tipo a piñón y cremallera con una relación de 17,6:1 y diámetro de giro mínimo de 9.680 milímetros. La columna de dirección era del tipo articulado y las vueltas, de tope a tope, eran 3,6.

De izquierda a derecha: asientos del Dodge M 1,8 Serie W del año 1980 con los apoyacabezas y los cinturones de seguridad con bobinador automático, la consola con el equipo del aire acondicionado y el tablero con el volante. Fotografías de un folleto de la empresa Volkswagen Argentina de septiembre de 1980.

Las medidas del Dodge M 1,8 Serie W del año 1980 eran: largo, 4.230 milímetros; ancho, 1.588 milímetros; alto, 1.420 milímetros; distancia entre ejes, 2.489 milímetros; trocha delantera, 1.295 milímetros; trocha trasera, 1.303 milímetros y despeje, 140 milímetros. El peso era de 960 kilogramos y 988 kilogramos si optaba por la caja automática. El tanque de combustible tenía una capacidad de 45 litros y el baúl de 400 decímetros cúbicos. Los neumáticos radiales sin cámara eran de la medida 155 SR 13 y las llantas 4 ½ JJ x 13 pulgadas.

El tablero tenía el siguiente instrumental con relojes de aguja: velocímetro con odómetro total y parcial, cuentavueltas, indicadores de presión de aceite, temperatura del agua, carga de la batería y nivel de combustible. Además los testigos luminosos era para el freno de estacionamiento, cebador, luz de posición, luz alta, carga de batería, escasez de combustible y desempañador de luneta.

Dos indicadores de color ámbar, montados sobre los guardabarros delanteros nos indicaban que la luz de giro estaba puesta. El indicador de la izquierda era el CPC (Control de Paso de Combustible) que se encendía cuando realizábamos una marcha forzada o un cambio a destiempo. Lo que pretendía este sistema era ahorrar combustible.

Los opcionales eran la caja de cambios automática, ya mencionada, el aire acondicionado que venía con los vidrios tonalizados con luneta térmica, la radio AM/FM con pasacasete con eyector y cambio de pista automático y parlante trasero, neumáticos radiales con cintura de acero, antena eléctrica semi automática, asientos tapizados en tela tejida con material sintético en colores negro, habano o azul. El reloj con consola era opcional, pero no estaba disponible si se elegía el equipo de aire acondicionado.

El Dodge 1500 había sido remozado adecuándolo al nuevo dueño alemán que se estaba quedando con las instalaciones en el país de la marca estadounidense. Este auto fue el único que sobrevivió de la marca, todos los demás vehículos fueron desapareciendo. Tanto los automóviles, como las camionetas o los camiones. Solo el Dodge 1500 tuvo el honor de llevar el logo de Volkswagen. De cómo un automóvil que nació inglés se fabricó, en Argentina, con una marca estadounidense, terminó sus días con una marca alemana. Eso ahora pasa todo el tiempo y no nos damos cuenta.

Las fotografías que ilustran esta nota del Dodge M 1,8 Serie W fueron tomados de un folleto que me enviaron desde la empresa Volkswagen Argentina en diciembre de 1980 y forma parte del extenso archivo que nutre de imágenes y datos a las notas diarias de este sitio, de autos viejos, llamado Archivo de autos.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.