jueves, 24 de octubre de 2013

Un viejo auto de carreras

El autódromo de Indianápolis inauguró su museo de autos de carreras en 1955, cuando se estrenaron sus nuevas oficinas. Lo que en un principio era un solo auto exhibido fue creciendo en máquinas de carreras expuestas hasta, 10 años más tarde, convertirse en el museo más importante en su género.

Premier de 1903 en el museo de Indianápolis. La foto es una gentileza de Viejas Automundo: http://viejasautomundo.blogspot.com.ar/


De ese museo les traigo el Premier de 1903 que fue construido para Carl. G. Fisher, fundador de Indianápolis, para competir en la Copa Vanderbilt de 1904. Pero el auto quedó fuera de la carrera por excederse en el peso máximo estipulado en el reglamento, que era de 1000 kilogramos. Sin embargo Fisher obtuvo triunfos con el Premier en pistas de tierra tan populares en los primeros años del automovilismo deportivo del siglo XX.

El Premier de 1903 tenía un motor de 4 cilindros en línea, refrigerados por aire. La cilindrada era de 10 litros con árbol de levas al tope accionado por cadena. Tenía ocho válvulas verticales accionadas por balancines y su transmisión era por cadena, como usaron muchos automóviles de la época.

La vieja fotografía es una gentileza de Viejas Automundo: http://viejasautomundo.blogspot.com.ar/

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos