lunes, 15 de agosto de 2016

La Siambretta 125

La empresa SIAM (Sección Industrial Amasadoras Mecánicas, primero; Sociedad Industrial Americana Maquinarias, posteriormente) primero importó las motonetas Lambretta que luego fabricó con la marca Siambretta. Hoy conoceremos algo del modelo más popular: la 125, gracias a un comentario de un seguidor chileno de Archivo de autos, Exequiel Sepúlveda, que me consultó si tenía algún material para publicar.

Siambretta 125 LD fabricada por Siambretta
una empresa del grupo Siam Di Tella.


A mediados de la década del cincuenta la empresa SIAM comienza a importar las motonetas Lambretta y luego fabrica los cuadros con los motores importados desde Italia. A estas motonetas se las conoce como Siambretta-Lambretta. Hacia el final de la década del cincuenta el motor se había nacionalizado. La empresa se denominó Siambretta SAI y C con domicilio en Sarratea 2900 de la localidad de Valentín Alsina en la provincia de Buenos Aires.

Si bien se fabricaron modelos de 150 y 175 centímetros cúbicos el modelo más popular fue la 125 en dos versiones: D, Standard y LD, De Lujo. La diferencia era que el modelo de lujo venía carenada. En esta nota conoceremos las características técnicas y algunos cuidados que eran indicados en el manual de usuario.

Siambretta 125 LD con accesorios de la época.

El motor era monocilíndrico de dos tiempos con una cilindrada de 123 centímetros cúbicos con una potencia de 5 HP a 4.600 revoluciones por minuto. La relación de compresión era de 6,5:1 con un diámetro del cilindro de 52 milímetros y una carrera del pistón de 58 milímetros.

El carburador era de la marca Dell’Orto MA 18 B 3 con un difusor de 18 milímetros y una gicleur de 0,70 milímetros. El encendido del motor era por volante magnético de 4 polos y bobina AT externa con el ajuste del avance fijo.

Siambretta 125 D.

La refrigeración era por aire mediante una turbina ubicada sobre el volante magnético en el caso del modelo de lujo o LD. En el modelo D era por contacto con el aire al carecer de encarenado. El sistema eléctrico era de 6 volts alimentado por el volante magnético.

La bujía era de grado térmico 225 de la escala Bosch y presentaba una rosca de 14 milímetros. Las bujías de otras marcas equivalentes eran las siguientes: Autolite AE4, Bosch W225 T1, Champion L86, KLG F70 y Lodge HN o H14. El arranque era mediante un pedal ubicado en el lateral derecho del motor.

La caja de velocidades era de 3 marchas hacia adelante con engranajes bañados en aceite. El comando de los cambios era mediante manopla en el extremo izquierdo del manubrio con accionamiento por cable. El embrague era de discos múltiples en baño de aceite y se accionaba con una palanca por delante de la manopla del cambio de marcha.

Descripción de las partes de la Siambretta 125 D

La transmisión entre el motor y el cambio (primaria) era mediante un juego de engranajes cónicos. En cambio entre el cambio y los engranajes cónicos (secundaria) se usaba un eje de transmisión de acero especial en baño de aceite. Estaba construido para compensar las variaciones del par motor. En la rueda trasera se acoplaba la tripa del velocímetro.

Los frenos eran del tipo de expansión interna de cinta. El freno delantero se accionaba con una palanca en el extremo derecho del manubrio y el freno trasero por un pedal del lado derecho del piso de la Siambretta.

La suspensión delantera era mediante una horquilla con palancas con un extremo esférico que se comprimía mediante la interposición de una pieza guía. Además  dentro de la horquilla había un resorte de acción progresiva.

Diagrama de lubricación de la Siambretta 125
en sus dos versiones D y LD.

La suspensión trasera era mediante una barra de torsión. Tanto el motor, la transmisión y la rueda trasera oscilaban alrededor de un fuerte perno ubicado en el bastidor. Las oscilaciones del grupo motor no eran transmitidas a la barra de torsión directamente. Para eso había unas palancas compensadoras que lograban reducir el ángulo de barra de torsión con el aumento de la carga en la parte posterior.

Las ruedas de la Siambretta eran desmontables e intercambiables entre sí. Para eso contaban con tres tuercas en sus llantas de chapa de acero estampado. Además, como muchas motonetas, tenía rueda de auxilio en la parte posterior. Los neumáticos eran de la medida 400 x 8 pulgadas.

Las medidas de las Siambretta 125 D y LD eran las siguientes: largo, 1.770 milímetros; ancho (medido en el manubrio), 740 milímetros; alto, 960 milímetros; distancia entre ejes, 1.281 milímetros y despeje, 110 milímetros. El peso son accesorios era de 86 kilogramos (D) y 98 kilogramos (LD). La capacidad del tanque de combustible era de 5,6 litros con una reserva de 0,7 litros. La velocidad máxima era de 70 a 75 kilómetros por hora.

Esquema del motor y la transmisión de la Siambretta 125 D y LD.

El consumo según el manual de usuario era de 1 litro cada 50 kilómetros recorridos a una velocidad de 50 kilómetros por hora. Debajo del tanque, en su parte trasera derecha, se ubicaba el robinete (llave de paso) que presentaba tres posiciones para el paso del combustible: abierto, cerrado y reserva.

Al tener un motor de dos tiempos era necesario realizar la mezcla de aceite SAE 30 con nafta común en la siguiente proporción: 5% de aceite y 95% de nafta. La medida se obtenía con la tapa del tanque de combustible que era un 5% para un litro de nafta. Pero para los primeros 500 kilómetros recorridos, cuando la Siambretta era cero kilómetro, la proporción era de 92% de nafta y 8% de aceite. Es decir una tapa y algo más de la mitad de aceite por litro de nafta.

La recomendación a los usuarios de las Siambretta era que agitaran el tanque de combustible si había estado detenida por mucho tiempo. Esto era para que el aceite se mezclara correctamente con la nafta en el tanque de combustible. Cosas de los motores de dos tiempos. Dado el tipo de combustión de la Siambretta se recomendaba a los usuarios realizar una descarbonización del motor periódicamente. Había que limpiar la cabeza del cilindro, el cilindro, el pistón y el silenciador.

Corte del carburador y del motor de la Siambretta 125 D y LD.

Otras de las recomendaciones indicadas en el manual de usuario de la Siambretta 125 D era que no se le acoplaron un sidecar. Esto era porque la multiplicación de la transmisión estaba calculada para usar con dos ruedas tal como salía de fábrica, y no tres.

En uno de los diagramas se describen claramente los puntos de lubricación de la Siambretta. Fue tomado del manual de usuario de la Siambretta 125 D y que descargué del sitio: http://www.elsiambrettista.com.ar. También de la misma procedencia son las fotos del modelo estándar que ilustran esta nota. Las demás fotografías y dibujos los tomé de la revista Parabrisas número 17 de abril de 1962.

Hoy nos salimos de los autos argentinos para conocer un poco una motoneta que fue muy popular y que gracias a muchos amantes de las dos ruedas se mantiene vigente. Hay varias unidades que se pueden apreciar en encuentros, como Expo Auto Argentino, en perfecto estado de conservación. En la revista Parabrisas mencionada se hablaba, para la época, de unas 110.000 Siambrettas en circulación en Argentina.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.