lunes, 26 de febrero de 2018

VW 1500, Dodge con otra marca

El Dodge 1500 argentino, que originalmente fuera un Hillman Avenger, pasó a llamarse Dodge-Volkswagen 1500 con la compra de Chrysler Fevre Argentina por parte de Volkswagenwerk AG (Aktiengesellschaft, sociedad anónima), y en el año 1982 pasa a llamarse VW 1500.


La compra de la empresa Chrysler Fevre Argentina se materializó el 21 de noviembre de 1980 cuando pasa a llamarse Volkswagen Argentina. Si bien las negociaciones se habían comenzado a realizar en el año 1979. La compra de la empresa alemana incluyó a la filial brasileña de la empresa estadounidense.

El primer cambio para el Dodge 1500 fue pasar a denominarse Dodge-Volkswagen 1500 a partir del año 1981. Al año siguiente toma la marca Volkswagen y fue la primera vez que la empresa alemana ponía su logo en un vehículo que no era de desarrollo propio.


Todos los demás vehículos de la marca Dodge desaparecieron, sin embargo el Dodge 1500, de origen inglés, se mantuvo en producción. No solo eso sino que le introdujeron mejoras que veremos en esta nota de presentación a la prensa especializada.

Peter Kaul, Gerente de Post-Venta de Volkswagen Argentina, contó a los periodistas que los cambios externos eran en la trompa y en la cola del VW 1500. Así nuevas ópticas estaban al frente y atrás. También los paragolpes eran diferentes al modelo Dodge-Volkswagen 1500. En el caso de los paragolpes tenían una caja de absorción de impacto y eran envolventes, avanzando hasta el guardabarros delantero y trasero.


Las luces de advertencia de consumo de combustible, que antes estaban ubicadas sobre los guardabarros delanteros, en esta versión pasaron a estar integradas al tablero. Se solucionaron los problemas con el tren delantero, que solían tener algunas unidades.

Se mejoró el confort y la protección de la carrocería. Esto último por el tratamiento de la chapa y el aplicado de la pintura. Se usaba electroforesis catódica. En ese momento el sistema era único en el país. Según la empresa el sistema era similar al aplicado por las automotrices de Europa, Japón y Estados Unidos.


Para esa época era el único automóvil de producción local con tres capas diferentes de pintura en toda su carrocería. La primera capa era el fondo por electroforesis catódica. Para eso se sumergía la carrocería durante 4 minutos con una tensión de 400 voltios de corriente continua. La carrocería en polo negativo y la pintura en polo positivo.

La pintura aplicada en esta primera capa era Epoxi Modificado. En la segunda capa era el fondo anticorrosivo que se aplicaba a soplete y la pintura utilizada era Ester Epoxi con inhibidor de corrosión. La tercera, y última capa, era esmalte de alto brillo, que le daba el color a la carrocería.


Las partes bajas de la carrocería, que estaban expuestas a la acumulación de barro, o que recibían materiales corrosivos, eran tratadas con un espray especial anticorrosivo que resistía las temperaturas extremas. Por otro lado la zona exterior de los zócalos tenía un material protector, anti impacto y anti corrosivo de color negro, que se aplicaba con pico dispersor.

Estas eran las mejoras del VW 1500, que seguía teniendo la versión berlina y rural, tal como atestiguan las fotografías de esta nota. Mecánicamente no había grandes cambios en un vehículo probado en el mercado local. De no ser así la empresa Volkswagen no le habría puesto su logo en la parrilla delantera.

Las imágenes de esta nota fueron tomadas de la revista Su Auto número 30 del mes de agosto de 1982, cuando se presentó el VW 1500 a la prensa especializada de Argentina.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.