miércoles, 9 de mayo de 2012

Los colectivos Leyland

Recuerdo a los colectivos Leyland con sus tres puertas, su motor central y su caja semiautomática. Alguna vez viajé, cuando niño, en alguna unidad, de las varias líneas de colectivos de la ciudad de Buenos Aires, que los tenían en su flota.

Publicidad aparecida en la revista Visión del 10 de noviembre de 1967.

Estos autobuses, colectivos para nosotros, venían carrozados desde Gran Bretaña y hasta pintados de color aluminio, y la franja, creo de color azul. Muchos años prestaron servicio en algunas líneas porteñas.

Tuve la fortuna de vivir cerca de la Avenida Las Heras, en Buenos Aires, y disfrutaba ver pasar esas unidades inglesas con su característico sonido del motor. Además para un chico ver un colectivo con puerta atrás y en el medio era toda una novedad.

En aquellos años de mediados de los ’60 los colectivos porteños todavía no tenían puerta atrás y se subía y bajaba por la puerta delantera. Por eso los Leyland me llamaban tanto la atención. También el color uniforme de su carrocería que no ostentaba ningún filete, como era habitual en los colectivos de la época.

La publicidad nos muestra el arribo de dos unidades a un puerto, que bien podría ser en de la ciudad de Buenos Aires. Ya que en nada diferían esos Leyland a los que circulaban por las calles porteñas.

Algunos los recordarán, otros los acaban de descubrir y los más jóvenes no los encontrarán tan diferentes a las unidades actuales. Pero para la época eran bien distintos a los colectivos carrozados en el país. Viajar en ellos era diferente. Uno se hacía la idea que estaba en alguna ciudad europea, aunque sea por un ratito.

Un viaje en colectivo Leyland a través de una vieja publicidad de 1967.

Mauricio Uldane