jueves, 20 de abril de 2017

Un Peugeot de 1905

La empresa Société des Automobiles Peugeot se fundó en el año 1889 de la mano de Armand Peugeot. El apellido Peugeot estaba relacionado con la industria francesa desde finales del siglo XVIII. En un principio cuando la empresa familiar pasó a denominarse Les Fils de Peugeot Fréres (Los hijos de los hermanos Peugeot) en el año 1865 se fabricaron bicicletas.

Peugeot de 1905 con el asiento delantero giratorio.


Pero un viaje en un automóvil en el año 1888, en el mes de noviembre, cambiaría el rumbo de Armand Peugeot. Éste fue invitado a pasear en un automóvil que había construido Gottlieb Daimler, el mismo y Emile Levassor fueron los otros ocupantes.

Al parecer Armand Peugeot quedó muy impactado con el automóvil de Daimler que tenía un motor de dos cilindros. Levassor y Daimler le propusieron a Peugeot que se lanzara a fabricar automóviles. Armand Peugeot ya tenía experiencia en fabricar vehículos con motor a vapor. Por su parte René Panhard, en sociedad con Emile Levassor, solo estaban interesados en producir motores y no automóviles.

Para eso le habían comprado los derechos de patentes a Gottlieb Daimler para fabricar en Francia los motores diseñados por el alemán. La fascinación de Armad Peugeot por el motor de explosión interna lo decidió a fabricar automóviles con su apellido como marca.

Vista de los comandos del Peugeot de 1905.

Levassor opinaba que lo mejor era ubicar el motor en la parte posterior del vehículo por los gases que solían despedir estos primitivos motores. En cambio Peugeot sostenía que el motor delantero volvía más estable al automóvil. Así en el año 1890 Panhard et Levassor producen su primer automóvil con motor delantero y Peugeot lanza uno con motor trasero.

Ya mejorado el primer Peugeot se presenta un cuadriciclo en el año 1891 con un motor Daimler de 2 cilindros en V con una potencia de 2 CV a 1.000 revoluciones por minuto. Siendo el diámetro de los cilindros de 60 milímetros y la carrera de los pistones de 100 milímetros.

Tenía dos plazas con una barra que accionaba la dirección, los volantes tardarían en llegar a los primeros automóviles, y una caja de velocidades de 4 marchas hacía adelante. La velocidad máxima era de 18 kilómetros por hora limitando el régimen de las revoluciones a 550.

Pero el vehículo no era exitoso como el anterior de 1890. Entonces Armand Peugeot toma la decisión, en septiembre de 1891, de inscribirlo como vehículo seguidor de la carrera de bicicletas París-Brest-París. El organizador de la competencia ciclística era el Petit Journal y los choferes Rigoulot y Dorit lo condujeron a lo largo de los 2.047 kilómetros.

El vano motor del Peugeot 1905.

Esa distancia era el total sumando los 1.200 kilómetros de la competencia más la distancia entre París y Valentigney, donde estaba la fábrica Peugeot. En total fueron 139 horas de marcha para el cuadriciclo Peugeot sin presentar ningún tipo de inconveniente. Lo cual era mucho decir en aquellos primeros años de la industria automotriz europea.

Al parecer esta publicidad le trajo sus beneficios a Armand Peugeot y entre los años 1891 y 1894 se produjeron 64 unidades del cuadraciclo. En el año 1902 los automóviles Peugeot cambian la ubicación del motor hacia adelante con transmisión por cadena y freno en las ruedas traseras. El motor seguía siendo bicilíndrico pero con 18 CV de potencia y con diámetro de los cilindros de 105 milímetros y una carrera de los pistones de, también, 105 milímetros.

Pero los modelos más chicos comenzaron a usar un nuevo motor monocilíndrico que podían tener 94 milímetros o 102 milímetros para el diámetro y carrera. En este caso se usaba un cardán para transmitir la potencia del motor al diferencial trasero.

Las tres fotografías que ilustran esta nota nos muestran distintas partes de un Peugeot del año 1905 con una potencia de 7,5 HP y motor monocilíndrico, seguramente alguno de los dos descriptos anteriormente. La curiosidad era que el asiento delantero del acompañante giraba para permitir el acceso a las plazas traseras.

Este Peugeot tuvo un valor de 5.500 francos a la hora de ser vendido en Francia y ahora pertenece a la colección Ghislain Mahy, Gand, o al menos así era cuando lo publicaron en el año 1968 en la Enciclopedia Autorama, de la Editorial Codex de Argentina.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.