domingo, 19 de junio de 2016

Los primeros modelos de Ford T

En el año 1908 se conoció el Ford T en Estados Unidos diseñado por Henry Ford y que produjera, la empresa Ford Motor Company, por casi veinte años, hasta el año 1927. Logrando más de 15 millones de unidades producidas a lo largo de esos años. Se convirtió, en ese momento, en el automóvil más producido del mundo. El primer en ostentar ese título.

Ford T Touring Car del año 1909 con el techo de lona plegado.


Si bien el Ford T fue presentado en octubre de 1908 las primeras unidades no se vendieron hasta el año 1909. Es decir que los diferentes modelos que veremos en esta nota histórica son los primeros que se fabricaron en Estados Unidos. El catálogo, o folleto si quieren llamarlo de esta forma, está fechado el 1 de enero de 1909.

Ford T Touring Car de 1909 sin la opción de techo de lona.

Los modelos ofrecidos en esta primera versión del Ford T eran las siguientes: Roadster, Touring Car, Coupe, Landaulet y Town Car. El precio de venta en enero de 1909 era de 825 dólares para la primera versión, 850 para la segunda, 950 para la tercera y cuarta y 1.000 para la última, la más cara de todas las ofrecidas. Estos precios eran para los Ford T puestos en la ciudad de Detroit en el estado de Michigan en Estados Unidos.

El Ford T Coupe de 1909 era uno de los primeros automóviles totalmente cerrado con una carrocería de metal. No era habitual en la industria automotriz del mundo. Esta versión fue conocida como el auto del doctor en Estados Unidos.

Ford T Touring Car de 1909 con el techo de lona desplegado.

La fisonomía de estos primeros Ford T no es la que tenemos en la mente. Es que cambia el diseño cuando se lo comienza a fabricar en grandes series a partir del año 1913. En el año 1909 solo se fabricaron 10.607 unidades, mientras que en el año 1913 la cifra trepó a 168.220 unidades.

La cantidad de unidades fabricadas entre 1908 y 1927, cuando se lo discontinuó definitivamente, es de 15.007.033 unidades. Aunque se habla que se fabricaron un millón más de Ford T. Esto tendría el origen en las unidades fabricadas fuera de Estados Unidos. Hubo fábricas de Ford T en Canadá, Gran Bretaña y Alemania.

Ford T Roadster de 1909, la versión más barata de todas.

Además de armadurías en España y Argentina, por ejemplo. Pero la diferencia de las unidades fabricadas puede ser por las distintas versiones producidas del Ford T, en especial los vehículos de uso militar durante la Primera Guerra Mundial. También hay que tener en cuenta que se fabricaron solo motores para distintos usos.

Ford T Coupe de 1909, conocido como el auto del doctor.

El diseño del Ford T no fue solo patrimonio de Henry Ford, el dueño de la Ford Motor Company, sino que tuvo dos diseñadores que fueron József Galamb y Childe Harold Wills. Ambos fueron supervisados directamente por Henry Ford en el desarrollo de lo que sería el Ford T.

Uno de los puntos fuerte de este automóvil aparecido en el año 1908 era que cualquier persona lo podía manejar. Incluso sin tener conocimientos previos en la conducción de un automóvil. Esto fue lo que pesó, mayoritariamente, en el gran desarrollo de las ventas del Ford T. Terminó motorizando a Estados Unidos.

Ford T Town Car de 1909, la versión más cara de todas.

Las 10.067 unidades fabricadas en el año 1909 son muy pocas comparadas con los más de 15 millones producidos por 19 años. Pero si nos retrotraemos a ese primer año de producción y ventas, era una cifra muy respetable. Pocos automóviles estadounidenses tenían ese galardón en su haber.

Ford T Landaulet de 1909, con el conductor a la intemperie.
Entre las imágenes que ilustran esta nota histórica hay dos que son muy interesantes de ver. Una nos muestra en distintas vistas a un Ford T Touring Car con techo de lona y cómo se veía. Sino que, además, nos muestra que se podía cerrar todo para poder circular con lluvia y en invierno.

La otra imagen nos enseña un chasis sin carrocería visto de diferentes vistas y así apreciar cómo se disponían los órganos del Ford T. Que en su momento fue un automóvil revolucionario por las soluciones mecánicas adoptadas, a principios del siglo XX.

Distintas vistas del Ford T Touring Car de 1909.

Estas primeras unidades todavía tenían ese hálito de automóvil artesanal con mucho bronce y detalles que con la producción en serie se dejarían de lado. Se simplificarían algunos diseños para poder aumentar la cantidad de unidades producidas por día.

Tres vistas del chasis del Ford T de 1909.

Para que tengan una idea de cómo cambió la producción del Ford T, cuando se lo comenzó a producir en serie, es que se demoraba 12 horas y 28 minutos en armar una unidad antes del año 1913. Y para el año siguiente el tiempo de armado había descendido a 93 minutos y por día salían 18 Ford T de la planta de la Ford Motor Company.

En el año 1923, y con la producción en serie muy aceitada, la producción anual había subido a 2.011.125 unidades anuales. Ya para esta época el Ford T era un boom de la industria automotriz estadounidense y mundial. Porque se podría decir que el Ford T fue el bisabuelo de lo que hoy conocemos como auto mundial. Claro que todavía había que pulir algunas cosas que la industria automotriz mundial tiene muy, pero muy acabada, en estos tiempos que corren.

Vieja publicidad del Ford T Touring Car del año 1909.

Además de los cinco modelos que se ofrecían para la primera versión del Ford T del año 1909 les publico un aviso publicitario de la época donde se ve un Touring Car que costaba 850 dólares, que era un precio bajo frente a los competidores de ese momento.

Las ilustraciones, como la vieja publicidad, es una gentileza aportada por Jorge López, seguidor de Archivo de autos. Los diferentes modelos del Ford T fueron tomados de un catálogo de la empresa Ford Motor Company fechado el 1 de enero de 1909.

Los lectores que estén interesados en conocer más detalles técnicos del Ford T les dejo otra nota histórica publicada en el año 1913 en Archivo de autos: http://archivodeautos.blogspot.com.ar/2013/03/un-ford-llamado-t.html

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.