domingo, 10 de abril de 2016

Los elásticos en las viejas suspensiones

Los nuevos automóviles del siglo XXI no tienen elásticos, pero sí los tenían hace, al menos, 30 años atrás. Veremos cómo eran los elásticos, o ballestas, del pasado y de dónde provenían en los primeros automóviles del siglo XIX. Además conoceremos todos los tipos de elásticos que se usaron más habitualmente en los viejos automóviles.

Suspensión trasera de un De Dion Bouton de 1903 con dos elásticos
longitudinales y uno transversal. Fotografía de la
Enciclopedia Salvat del Automóvil.


El elástico aparece como medio de suspensión en los carros tirados por caballos, básicamente, en el siglo XVI. Es en ese momento que nacen los carruajes que con algunas diferencias en las carrocerías llegan hasta el siglo XIX. Donde a finales de ese siglo aparecen los primeros carruajes sin caballos, es decir los automóviles.

De ahí es que los elásticos de los carruajes tirados por caballos pasan a los automóviles primitivos. Y estarán bastante tiempo con ellos. Se los usará para los ejes rígidos, las suspensiones independientes o los puentes de De Dion. Los primeros elásticos del siglo XVI eran un simple arco de acero que tendía a romperse con facilidad.

Elástico semielíptico y cuarto de elipse en la suspensión trasera
de un Nazzaro de 1913. Fotografía de la Enciclopedia Salvat del Automóvil.

Con el correr de las décadas y el avance de la tecnología se los comienza a fabricar con hojas superpuestas, de diferentes largos, como llegaron hasta los automóviles del siglo XIX. Para contener esos paquetes de hojas superpuestas se usaron abrazaderas.

En otras ocasiones también en el centro de las hojas presentaban un agujero por donde un tornillo, o perno, pasaba para mantener unido el paquete de hojas. Esto evitaba el desplazamiento de las hojas.

La definición exacta de ballesta, o elástico como lo llamamos en Argentina, según la Enciclopedia Salvat del Automóvil es la siguiente: “Tipo de muelle empleado en las suspensiones de los automóviles y de los vehículos en general. Está constituido por tiras de acero curvadas y superpuestas, unidas por medio de abrazaderas”.

Suspensión delantera de un Ford T de 1916 con un elástico
transversal. Fotografía de la Enciclopedia Salvat del Automóvil.

Los aceros usados en la construcción de los elásticos son aleados de manganeso y silicio que presentan un límite elástico elevado. Como el material se encuentra sometido a grandes tensiones para mejorar la resistencia a la fatiga se le realiza un proceso. Este consiste en bombardear la superficie con bolas de acero.

Esto se denomina granallado o boleado. También se le aplica a las láminas, u hojas de acero, una tensión previa permanente. Para eso se usan rodillos que se aplican en el sentido opuesto a las tensiones que derivan de la carga útil. De ahí la gran resistencia a soportar pesos, tensiones o frenados. Las aceleraciones también afectan a los elásticos.

Dos elásticos transversales usados en la suspensión trasera de
un Ford T de 1916. Fotografía de la Enciclopedia Salvat del Automóvil

Entre las ilustraciones hay una que nos muestra los distintos tipos de elásticos que existieron en los automóviles antiguos. Los tipos fueron: ballesta en doble C, ballesta en C, tres cuartos de elipse, elipse, cantiléver, semicantiléver y semielipse. Este último es que se usó durante décadas en los automóviles con eje rígido.

Pero de la variante semielipse hubo una versión de una sola hoja que se llamó Uniflex y que en Argentina la conocimos a través del Chevrolet 400 que fabricó General Motors Argentina, primero armado en el año 1962.

Una de las suspensiones del pasado eran dos elásticos longitudinales en el eje trasero que se le sumaba otro elástico transversal. Esta solución mecánica era usada por la marca De Dion Bouton en los primeros años del siglo XX. También dos elásticos cortos ubicados en forma transversal fueron usados como suspensión trasera en los Ford T.

Sistema cantiléver en la suspensión trasera de un Diatto tipo 20
de 1926. Fotografía de la Enciclopedia Salvat del Automóvil.

La forma de anclar los elásticos a las partes inferiores de los chasis o carrocerías era mediante ojales por donde se colocaba un perno que en un principio eran engrasables. Más tarde y con el adelanto tecnológico se usaron silent blocks para amortiguar los ruidos de las articulaciones.

Estos ojales para la parte delantera de los elásticos mientras en la parte posterior usaron unbielas o gemelos. Esto permitía que los elásticos se distendieran ante el efecto de la carga sobre el vehículo. Se aprecia con claridad en los camiones, que en la actualidad siguen usando los elásticos en la parte trasera donde se coloca la carga a transportar.

Dibujos con los distintos tipos de elásticos que existieron en las suspensiones
de los automóviles. Dibujos de la Enciclopedia Salvat del Automóvil. 

En muchos automóviles los elásticos transversales no solo cumplieron la función de amortiguar sino de barra estabilizadora. El uso de los elásticos transversales no solo era una manera barata de colocar suspensiones en un automóvil, sino que le daba ventajas de movimientos.

La hoja más larga es la que mejor soporta las tensiones y además es la que va unida a la carrocería o chasis. Cuando se usan múltiples hojas estas pueden intervenir sucesivamente lográndose una rigidez variablessivamente logr. Algo similar a lo que sucede con los resortes helicoidales progresivos.

El tipo de semielipse que se usó tradicionalmente en los automóviles de motor delantero y tracción trasera. Tanto en autos pequeños, medianos o grandes. Un sistema extendido y conocido como Hotchkiss. Tipo de suspensión trasera, para ejes rígidos, que vimos en los autos compactos que llegaron, a Argentina, desde Estados Unidos.

Dibujo con la suspensión trasera Uniflex de una sola hoja del Chevrolet 400.
Dibujo tomado de la revista Parabrisas número 16 de marzo de 1962.

Las fotografías y dibujos nos muestran algunos de los tipos de suspensión con elásticos que se usaron en los autos del pasado. Para identificar las ballestas, o elásticos, están pintados de color rojo. Mientras que los soportes están pintados de color amarillo.

Cuando los automóviles de finales del siglo XIX heredaron las carrocerías de los carruajes tirados por caballos también adquirieron los chasis, primero de madera y más tarde de madera forrados en chapa. Para pasar a perfiles de chapa y luego a estampados de chapa.

Al aparecer las primeras carrocerías autoportantes los elásticos pasaron a éstas. Allí se quedaron por décadas y en cambio de sujetarse a los chasis, como era la norma, pasaron a ser soportados por las carrocerías autoportantes con los refuerzos necesarios.

Las imágenes de esta nota fueron tomadas de la Enciclopedia Salvat del Automóvil, editada en Madrid, España y comercializada en Argentina en el año 1976. El dibujo de la suspensión trasera del Chevrolet 400 fue tomado de la revista Parabrisas número 16 de marzo de 1962.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.