lunes, 16 de agosto de 2021

IES Super América, su presentación en el año 1987

La empresa argentina IES (Industrias Eduardo Sal-Lari SA) presentó, en el año 1987, al IES Super América, una evolución del IES América, que se había lanzado en el año 1985. En esta nota conoceremos su historia y datos técnicos.

 


El origen de IES

 

La empresa IES nació en el año 1983, cuando se cambió la razón social Automóviles Citroën S.A. Esta empresa la había comprado Eduardo Sal-Lari a la casa matriz de Citroën, cuando Citroën Argentina dejó de producir vehículos y se convirtió en importador.

 

El primer vehículo presentado fue el IES 3 CV y le siguieron el IES Carga y el IES Safari. Técnicamente eran el Citroën 3 CV, el Citroën AK 400 y el Citroën Mehari.

 

Luego en el año 1985 se presentó una evolución del IES 3 CV que se llamó IES América. Ya con cambios estéticos, pero con la misma mecánica del Citroën 3 CV. Ya veremos a este modelo en una nota futura.

 

IES Super América

 

A mediados del año 1987 se presentó, a la prensa especializada, el IES Super América, que era una evolución del IES América. De este modelo conservaba la estética, pero incorporaba más cambios. Entre ellos un parabrisas de mayor tamaño.


 


Pero lo que no se veía a simple vista era el nuevo chasis tubular y las suspensiones por cuadrilátero deformable. De esa manera se dejaba de lado parte de la mecánica, adquirida, de Citroën.

 

Además, contaba con un tablero de moderno diseño, encendido electrónico y frenos a disco en las ruedas delanteras. También se reubicó la palanca de cambios, que ahora estaba en el piso, y no en el tablero, como era en el Citroën 3 CV.

 

Un poco de historia

 

La revista especializada en la industria automotriz argentina, Su Auto, tuvo mucho que ver en la concreción del IES Super América. Ya que fue el vínculo entre Heriberto Pronello y Eduardo Sal-Lari. Gracias a la publicación se concretó la alianza de trabajo.

 

Pronello fue el encargado del desarrollo del chasis, la suspensión y las mejoras al motor del IES Super América. Luego se lo contrataría a Oreste Berta para el desarrollo de un motor de 40 CV para darle más potencia, pero sin comprometer al motor bicilíndrico de 32 CV.

 



Pero la relación Sal-Lari-Pronello concluyó antes que se lanzara el modelo. Así fue como en enero de 1987 Pronello dejó la marca IES. En su reemplazo, y también por intervención de la revista Su Auto, llegó Pedro Campo, que había dejado de ser parte de la empresa Eniak.

 

Ya con Pedro Campo en IES se completó el desarrollo del Super América para presentarlo, oficialmente, a mediados del año 1987. Justamente en las páginas 38 a 40, en una nota firmada por Raúl Pellegrino, del número 82, del mes de julio de 1987, la revista Su Auto, mostraba a sus lectores el nuevo modelo.

 

Motor y sistema eléctrico

 

El motor era el conocido del Citroën 3 CV, de dos cilindros opuestos de cuatro tiempos y refrigerado por aire. La cilindrada era de 602 centímetros cúbicos con una potencia, según norma CETIA (Comisión de Estudios Técnicos de la Industria Automotriz), 3-1 (12/74) era de 20,50 kW a 5.750 revoluciones por minuto.

 

Mientras que la potencia máxima bruta, según norma SAE (Society of Automotive Engineers, Sociedad de Ingenieros Automotrices), 816 B (7/71) era de 32 HP kW a 5.750 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 74 milímetros y la carrera de los pistones de 70 milímetros.

 

Las camisas eran intercambiables y la relación de la compresión de 8,5:1. Las cámaras de combustión era hemisféricas con válvulas a la cabeza con un carburador con difusor de 28 milímetros. Además, con radiador de aceite.

 

El sistema eléctrico era de 12 volts con una batería de 32 amperes por hora. El encendido era electrónico con un sistema antirrobo a tarjeta magnética sin partes móviles. Este sistema era un desarrollo argentino y de avanzada en ese momento.

 

Caja de velocidades y transmisión

 

La caja de velocidades contaba con cuatro marchas sincronizadas hacia adelante y marcha atrás. La palanca de cambios estaba ubicada en el piso. A diferencia del IES América que la tenía en el tablero.

 



La nueva ubicación de la palanca de cambios se logró por una nueva disposición del motor. La transmisión era delantera con junta homocinética tricanal. El grupo cónico era 8 x 31 y el embrague del tipo monodisco seco.

 

Suspensión, frenos y dirección

 

La suspensión, tanto delantera como trasera, era por cuadrilátero deformable con elásticos transversales montados sobre aisladores de goma. Era independiente en las cuatro ruedas con amortiguadores hidráulicos.

 

Los frenos eran hidráulicos con disco en las ruedas delanteras con mordaza deslizante. En las ruedas traseras eran a tambor autorregulables. En el tablero había un testigo luminoso de desgate en las pastillas delanteras y del nivel de líquido de freno. El freno de estacionamiento actuaba sobre las ruedas traseras.

 

Instrumental, capacidades, peso y neumáticos

 

El tablero constaba de velocímetro con odómetro. Los controles del equipamiento eran mediante teclas. Las funciones de batería, presión de aceite, desgaste de pastillas de frenos delanteros, nivel de líquido de frenos, freno de emergencia, cebador, luz alta y balizas contaban con ideogramas luminosos.

 



El tanque de combustible tenía una capacidad de 30 litros. El aceite del motor era de 2,5 litros y aceite de la caja de velocidades era de 1,1 litro. El peso en vacío era de 520 kilogramos. La medida de los neumáticos era 5,20 x 14 pulgadas sin cámara.

 

El IES Super América pesaba casi 90 kilogramos menos que el IES América. Eso mejoraba el consumo, otorgaba una mayor aceleración, mejor frenaje y más velocidad final.

 

La carrocería podía venir pintada en estos colores: Rojo Ceibo (como la foto a color), Blanco Austral, Beige Arena o Azul Cielo. Las butacas estaban tapizadas en tweed y eran más confortables.

 

Consideraciones finales

 

La empresa IES fue 100% de capitales argentinos. No le fue fácil su existencia, desde problemas administrativos, pasando por disputas de licencias y hasta un boicot empresarial de las demás terminales argentinas.

 

Pero a su vez las primeras unidades del IES Super América tuvieron problemas mecánicos. Tal vez es lo que más recuerdan muchos lectores y ha queda en flotando en la mente de muchos fierreros argentinos. Lo cierto que los problemas se fueron solucionando con el paso de los meses.

 

Pero lo que no muchos fierreros conocen es el problema de uso de licencias que tuvo la empresa IES. A raíz de un conflicto con la casa matriz de Citroën, en Francia, es que tuvo que desarrollar un nuevo modelo. De ahí que nació este IES Super América.

 

Todas las imágenes, como los datos históricos y técnicos, los tomé de la mencionada revista Su Auto, donde se presentaba a los lectores este nuevo modelo de la empresa IES. Todavía faltaban aparecer la camioneta IES Gringa y por último el IES Gringo, que ya tuvo su nota en Archivo de autos.

 

Mauricio Uldane

Creador y editor de Archivo de autos

 

Aniversario 10º / 2011-2021

 

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.

 

#Archivodeautos, #AutoArgentino, #IESSuperAmérica, #IES, #IndustriasEduardoSalLari, #Citroën3CV, #Mercedes, #BuenosAires, #HeribertoPronello, #PedroCampo, #EduardoSalLari, #revista. #SuAuto, #julio1987, #chasistubular, #frenosadisco, #licencia, #AutomóvilesCitroën, #IESAmérica, #IES3CV

5 comentarios:

  1. La historia de Eduardo Sal-Lari y su fábrica de autos es el clásico David y Goliat, pero trasladado a la vida real "no bíblica" donde infaliblemente ganan los Goliat. Con respecto al "boicot" empresarial, no es ni más ni menos que el capitalismo darwinista actuando como mejor sabe. Convengamos también en que fines de los '80 en Argentina no eran épocas de bonanza financiera. Y aquellos gigantes que pudieron sortearla perecieron luego con el neoliberalismo menemista. Sevel, Autolatina, Ciadea, todos murieron antes de fin de la década de los '90.
    Saludos. Julián Moreau

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Julián.
      No sé si viste el documental "Dos Gringos" de Guillermo Cantón. Ahí cuenta parte de la historia del IES, el propio Eduardo Sal-Lari.
      Saludos.

      Borrar
    2. Si Mauricio, lo vi gracias a la recomendación de un lector de este blog que hizo un comentario al respecto.

      Borrar
  2. Interesante que se ha creado un chasis nuevo, con una suspensión distinta a la del 2CV y del 3CV. Aún que la anterior solia ser perfecta para el campo, creo que la del Super América fuera más adecuada a la ruta.

    Aún que ese intento de producir algo como un 3CV renuevado en Argentina estaba más cercano al diseño original, me acuerda al intento de João Augusto Conrado do Amaral Gurgel en crear un vehículo para sustituir al Fusca/Escarabajo en Brasil.

    ResponderBorrar
  3. Lo que mas recuerdo de esos tiempos, es que mientras otras terminales sacaban al Brio, 12L etc etc, IES presentaba un modelo "mas" completo.

    ResponderBorrar