lunes, 13 de agosto de 2018

Mitzi, de Imema

La empresa RYCSA (Rosati y Cristófaro Industrias Metalúrgicas S.A.M.I) controlaba a varias empresas metalúrgicas y a dos automotrices: Autoar (Automóviles Argentinos) e Imema. Esta última fue creada por RYCSA para fabricar al micro auto Mitzi B40 a mediados de la década del cincuenta.
 
Mitzi B40 fabricado por Imema del grupo RYCSA.

En el año 1954, más precisamente en el mes de diciembre, RYCSA cierra un contrato con SIATA (Società Italiana Auto Trasformazioni Automobilistiche) para producir, bajo licencia en el país, al Mitzi B40. Incluso se lo presenta en el Autódromo 17 de Octubre, nombre que tenía en esa época, el circuito de la ciudad de Buenos Aires.

Pero la presentación oficial será el 26 de enero de 1956 en el salón de exposiciones del edificio de YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales), ubicado en la Avenida Diagonal Norte de la ciudad de Buenos Aires. RYCSA crea una nueva sociedad llamada Imema. No he podido encontrar el significado de la sigla, si es que era una sigla.

Vano motor del Mitzi B40.

Lo cierto que RYCSA crea a Imema para fabricar el Mitzi B40 y su planta se edificó en la localidad de Caseros en la provincia de Buenos Aires. La comercialización quedó a cargo de la empresa Cantieri S.A., que era una subsidiaria de Imema y comenzó en junio de 1956. Mientras la fabricación había arrancado en el año 1955.

Se estimaba que para finales del año 1956 la fabricación del Mitzi B40 sería de 10 unidades diarias y para el año 1957, esa producción, estaría en el orden de las 40 a 50 unidades. El precio se estableció en unos 60.000 pesos moneda nacional.

El motor de cuatro tiempos del Mitzi B40 era de ubicación trasera con dos cilindros verticales con una cilindrada de 434 centímetros cúbicos con una potencia de 12 HP a 4.000 revoluciones por minuto. La relación de compresión era de 6,3:1. El motor tenía una inclinación de 20 grados.

El ingeniero Juan Rossi observa el rectificado de un
cigüeñal para el Mitzi B40 en la planta de Caseros.

La refrigeración era por aire mediante un ventilador. Podía alcanzar los 85 kilómetros por hora de velocidad máxima y su consumo de combustible era de 4 litros cada 100 kilómetros recorridos. La caja de velocidades era de cuatro marchas hacia adelante y marcha atrás. La palanca de cambios estaba en la columna de dirección.

La suspensión delantera era independiente por cuadrilátero y la trasera mediante puente rígido oscilante. En ambos ejes se usaban barras de torsión y amortiguadores hidráulicos telescópicos. Los frenos eran hidráulicos de tambor en las cuatro ruedas. El radio de giro era de 4,80 metros.

Las dimensiones del Mitzi B40 eran las siguientes: largo, 3.100 milímetros; ancho, 1.400 milímetros; distancia entre ejes, 1.700 milímetros; trocha delantera y trasera, 1.150 milímetros. El peso era de 420 kilogramos. La medida de los neumáticos de 4,50 x 12 pulgadas.

El Mitzi B40 solo tenía un asiento con capacidad para tres personas adultas. Detrás contaba con un asiento de emergencia de tamaño pequeño. La parte del medio del techo era de lona que se podía plegar. Básicamente era un auto urbano que podía circular en directa a 25 kilómetros por hora.

Los jefes de Imema observan los detalles de la carrocería del Mitzi B40.

Este micro auto originario de Italia tenía un gran parecido con el Vespa 400. Siendo este último micro auto más chico. Pero a simple vista parecen ser el mismo auto. Claro que hasta que se los compara uno al lado del otro. El Mitzi B40 era más largo, más ancho y más alto.

La idea original de RYCSA era producir un automóvil chico de uso urbano para transportar una sola persona. Por eso eligieron este micro auto que fabricaba SIATA en Italia. Se pensaba producir 2.500 unidades en el primer año y al siguiente alcanzar las 10.000 unidades.

Para eso Imema contaba un plantel de 1.500 empleados que abarcaban desde operarios, pasando por técnicos, a ingenieros. Algunos de estos últimos llegados desde Italia para supervisar la fabricación del Mitzi B40. Pero al ser derrocado el segundo gobierno de Juan Domingo Perón las condiciones económicas cambiaron y el proyecto de este micro auto no se pudo mantener en el tiempo.

Esta breve nota del Mitzi B40 fabricado por Imema, empresa del grupo RYCSA, la pude hacer por los datos, y fotografías, que tomé de la revista Vea y Lea número 227 del mes de enero de 1956, que gentilmente me facilitó su escaneo José Luis Murgo. Además de los datos aportados, en el capítulo correspondiente, del libro “Un siglo de autos argentinos” de Gustavo Feder.

A la memoria de José Luis Murgo, editor de Coche Argentino, fallecido el sábado 9 de junio de 2018.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #Autoargentino, #MitziB40, #Imema, #RYCSA