Lenguaje claro

lunes, 6 de junio de 2016

Tulia GT, un Torino fuera de serie

La semana pasada vimos el antecedente de este automóvil, Tulia GT, diseñado por Tulio Crespi. Fue el Torino TC que primero se conoció como Crespi-Torino TC y más tarde se bautizó Petiso. Eso por su baja altura y escaso despeje. Aquel automóvil de carreras del piloto, de TC (Turismo Carretera), Nasif Estéfano fue el que motivó a Tulio Crespi para su creación.

Tulia GT del año 1974 expuesta en Expo Auto Argentino 2016.

El lunes pasado, en esta misma sección “Auto argentino” conocimos la transformación del Torino TC de Nasif Estéfano que pasaría a conocerse como el Petiso. Esta modificación de Tulio Crespi fue el puntapié inicial para la creación del Tulia GT.

Tanto prestigio logró su creador que fue convocado para exponer sus automóviles fuera de serie en el Salón de París del año 1975. En una nota, ya publicada en Archivo de autos, conocimos esta historia. Junto al Tulia GT fue expuesto un Tulieta GT hecho sobre la plataforma del Renault 6.

Tulia GT de 1974 en estado original sin restaurar exhibida
en la última edición de Expo Auto Argentino.

Lo más interesante de todo es que las fotografías que ilustran esta nota del Tulia GT las tomé el domingo 15 de mayo en la realización de Expo Auto Argentino 2016. Incluso este Tulia GT, del año 1974, está original sin restaurar y ganó un premio ese día.

Visto los buenos resultados de la transformación del Torino TC de Estéfano es lo que animó a Tulio Crespi a realizar un prototipo del Tulia GT en el año 1969. En realidad no era una transformación de un auto de calle a un fuera de serie.

Vista del lado izquierdo del Tulia GT.

Se partía de la plataforma de un Torino de la empresa IKA (Industrias Kaiser Argentina SA) tan solo conservando el piso y las puertas. El resto era obra realizada en el taller de la calle Santos Dumont 4811/19 del barrio de Chacarita en la ciudad de Buenos Aires, propiedad de Tulio Crespi.

En ese taller habían visto la luz varios automóviles monopostos para la categoría Fórmula 3. Recién el Tulia GT era el primer auto de calle que diseñaba Tulio Crespi. Y fue el Torino de IKA el elegido por los resultados obtenidos con el Petiso de Estéfano.

La cola del Tulia GT vista desde el lado derecho.

La mecánica era similar al Torino 380 de fábrica. Luego dependía del cliente la preparación como el agregado de un múltiple Macagno, o un carburador Weber. De esta forma el motor era el conocido Tornado, ya modificado por los ingenieros de IKA, con una cilindrada de 3.770 centímetros cúbicos con una potencia de 155 HP a 4.200 revoluciones por minuto.

La relación de compresión era de 7,5;1 y el diámetro de los cilindros era de 84,937 y la carrera de los pistones de 112,12 milímetros. En forma estándar el Tulia GT podía alcanzar los 200 kilómetros por hora y con los cambios del múltiple y carburador se llegaba a los 230 kilómetros por hora.

La cola del Tulia GT.

La caja de cambios era la conocida ZF (Zahnradfabrik Friedrichshafen) de cuatro marchas hacia adelante y marcha atrás con la palanca de cambios en el piso. En este caso el interior era similar a los Torino de fábrica. Al menos es así en este Tulia GT visto en Expo Auto Argentino 2016.

Las suspensiones, tanto delantera como trasera, eran similares al Torino fabricado en serie. Suspensiones que habían sido desarrolladas por IKA, que en el caso del tren trasero contaba con cuatro barras, dos longitudinales y dos diagonales a 45º. Los frenos también eran similares con disco adelante y tambor atrás.

Detalle del emblema en el centro de la parrilla del Tulia GT.

Las medidas del Tulia GT eran las siguientes: largo, 4.775 milímetros; ancho, 1.778 milímetros; alto, 1.410 milímetros; distancia entre ejes, 2.730 milímetros; trocha delantera, 1.440 milímetros y trocha trasera 1.432 milímetros.

Entre las particularidades del Tulia GT están sus faros retráctiles, que eran un desarrollo propio de Tulio Crespi y las llantas de aleación liviana que montaban neumáticos radiales de las marcas Firestone o Goodyear. Además de tener una cola tipo fast back que lo diferenciaba del auto salido de fábrica.

A lo largo de los años que estuvo en producción, el Tulia GT, logró acumular 40 unidades. Para finales de la década del setenta, Tulio Crespi, lo había dejado de producir por los altos costos de fabricación y venta posterior.

Detalle del emblema ubicado en el guardabarros
delantero derecho del Tulia GT.

Pero le queda en su haber la concurrencia, con los autos fuera de serie, que él mismo producía en su taller, al Salón del Automóvil de París en el año 1975. Para lo cual contó con la ayuda de la Fuerza Aérea Argentina para trasladar sus autos a bordo de un Hércules C-130. Pocos fabricantes artesanales eran invitados a la muestra francesa.
Para terminar les cuento que este Tulia GT de color rojo modelo 1974, sin restaurar, en estado totalmente original, tal cómo salió del taller de Tulio Crespi, ganó el segundo premio del voto del público de los automóviles expuestos en Expo Auto Argentino 2016.

Como mencioné antes las fotografías fueron tomadas en el predio lindero al Club “La Tradición” en la localidad de Francisco Álvarez de la provincia de Buenos Aires, donde se viene realizando la muestra Expo Auto Argentino desde el año 2010. Dicha exposición exhibe los autos históricos argentinos que nos dio la industria automotriz local. Las fotos fueron tomadas el domingo 15 de mayo de 2016 cuando visité la muestra anual.

Para los que estén interesados en conocer la historia de los autos de Tulio Crespi en el Salón de París les dejo el enlace de la nota ya publicada:

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.