Lenguaje claro

martes, 20 de septiembre de 2016

El Passat de Volkswagen

Las negociaciones por la compra de Chrysler Fevre Argentina comenzaron en el año 1979 y en marzo de 1980 se concluyó la venta a Volkswagenwerk AG (Aktiengesellschaft, sociedad anónima) de Alemania. Recién el 21 de noviembre de 1980 se concretó el nacimiento de Volkswagen Argentina. La compra de la empresa alemana incluyó a la empresa Chrysler do Brasil.

Volkswagen Passat LSE del año 1980 importado desde Brasil.
Fotografía fue tomada de la revista Plus Fórmula de diciembre de 1980.


Ya a principios del año 1980 se comenzaron a importar automóviles de la marca Volkswagen desde Brasil. Más tarde traerían modelos de la marca Audi desde Alemania. Lo que nos interesa en esta nota es la importación del Volkswagen Passat LS y LSE a partir del año mencionado.

Hace unos días atrás un seguidor de Archivo de autos, Toto Rosarino, me consultaba si había escrito alguna nota sobre el Volkswagen Passat brasileño. Ahora está conociendo esta publicación inédita. Donde nos centraremos en el Passat LSE al cual le realizaron dos test, por distintas revistas argentinas, en el año 1980.

Volkswagen Passat LSE de 1980 en el road test de
Parabrisas Corsa del mes de junio de 1980.
n>

Antes de adentrarnos en el Passat LSE, una aclaración. El Passat LS, que se publicitó y presentó a la prensa especializada a principios de 1980, tenía un motor de cuatro cilindros en línea de 1.471 centímetros cúbicos con una potencia de 78 HP. A diferencia del LSE con motor de 1,6 litros de cilindrada.

El Passat LSE de 1980 tenía un motor de cuatro cilindros en línea con una cilindrada de 1.588 centímetros cúbicos con una potencia de 80 CV DIN o 96 HP SAE a 5.600 revoluciones por minuto con una relación de compresión de 7,5:1. Un dato el LSE podía usar nafta común en aquel tiempo que se lo importó a Argentina.

El diámetro de los cilindros era de 79,5 milímetros y la carrera de los pistones de 80 milímetros. El árbol de levas era a la cabeza accionado por una correa dentada y con válvulas, también, a la cabeza. El carburador que alimentaba el motor era un Solex 32/35 de doble boca.

Vista trasera del Volkswagen Passat LSE de 1980.
Fotografía tomada de la revista Plus Fórmula de diciembre de 1980.

El carburador era alimentado por una bomba mecánica. La lubricación del motor era mediante el uso de una bomba de engranajes con filtro en el circuito. La refrigeración era por agua por circulación forzada con bomba. La capacidad del radiador de agua era de 5,6 litros. El tipo de avance que tenía era centrífugo, por vacío y automático. El sistema eléctrico era de 12 volts con una batería de 46 amperes.

La caja de cambios era de cuatro marchas hacia adelante y retroceso. La palanca de cambios estaba ubicada en el piso en una consola entre los dos asientos delanteros. Las relaciones de las distintas velocidades eran las siguientes: primera, 3,45:1; segunda, 1,95:1; tercera, 1,29:1; cuarta, 0,91:1 y marcha atrás, 3,17:1. El embrague era del tipo monodisco seco con plato del tipo de membrana. El diferencial era delantero con semiejes oscilantes, para transmitir la potencia a la ruedas y la relación era de 4,11:1.

La suspensión delantera era independiente del tipo Mc Pherson con resortes helicoidales con amortiguadores hidráulicos de doble efecto y barra estabilizadora. La suspensión trasera era mediante el uso de un eje rígido oscilante con barra de torsión  con brazos longitudinales y barra estabilizadora ubicada en diagonal. Además de presentar resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos de doble efecto.

Tablero del Volkswagen Passat LSE de 1980.
Fotografía de la revista Parabrisas Corsa de junio de 1980.

La dirección era del tipo mecánica a cremallera. Como contamos con dos tests diferentes podemos comparar algunos resultados. Los periodistas de la revista Parabrisas Corsa lograron estos diámetros de giro: derecha, 10,20 metros e izquierda 10,09 metros. Unos meses más tarde en la revista Plus Fórmula llegaron a estos valores: derecha, 10,23 metros e izquierda 10,12 metros. Los giros del volante, de tope a tope, era 3,94.

Los frenos delanteros eran a disco y los traseros a tambor. El sistema era hidráulico con servo freno y doble circuito en diagonal. El freno de mano, o estacionamiento, era de accionamiento mecánico y actuaba sobre las ruedas traseras. Ya hablaré más delante de los resultados obtenidos en las pruebas de frenado.

Las medidas del Volkswagen Passat LSE del año 1980 eran las siguientes: largo, 4.281 milímetros; ancho, 1.604 milímetros; alto, 1.355 milímetros; trocha delantera, 1.340 milímetros y trocha trasera, 1.346 milímetros. El peso en vacío, sin ocupantes, era de 885 kilogramos y la carga útil era de 425 kilogramos. La capacidad del tanque de nafta era de 45 litros y la del baúl de 400 litros. Los neumáticos radiales que calzaba eran de la medida 175/70 SR 13 pulgadas. Las llantas eran de la medida 5L 13-H2.

Demás instrumental en la consola debajo de la radio AM/FM/OCdel Volkswagen
Passat LSE de 1980. Fotografía de la revista Parabrisas Corsa de junio de 1980.

Ahora veamos algunos de los resultados de ambas pruebas, una publicada en junio de 1980 (Parabrisas Corsa) y la otra en diciembre del mismo año (Plus Fórmula). La velocidad máxima declarada por Volkswagen do Brasil para el Passat LSE era de 160 kilómetros por hora. En Parabrisas Corsa lograron: 156,250 kilómetros por hora de  y en Plus Fórmula llegaron a: 156,083 kilómetros por hora de promedio.

La aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora fue de 15,96 segundos para Parabrisas Corsa y de 15,95 segundos para Plus Fórmula. Como se ve muy parejo el resultado. El tema era que la aceleración caía cuando se conectaba la cuarta velocidad que era una sobre marcha. Con lo cual las vueltas del motor bajaban notablemente.

El resultado de las pruebas de consumo arrojó las siguientes cifras: en ciudad los periodistas de Parabrisas Corsa obtuvieron 8,85 kilómetros por litro, sin pasar las 3.500 revoluciones por minuto. En ruta a 80 kilómetros por hora lograron 13 kilómetros por litro; a 100 kilómetros por hora, 12 kilómetros por litro y a 140 kilómetros por hora, 7 kilómetros por litro. Estas cifras en ruta fueron iguales para ambas publicaciones argentinas.

Vista interna de la puerta delantera del conductor del Volkswagen Passat LSE
de 1980. Vean la ubicación de las manijas para abrir las puertas desde
el interior. Fotografía de la revista Parabrisas Corsa de junio de 1980.

Algunas distancias de frenado obtenidas por la revista Parabrisas Corsa: de 120 kilómetros por hora a 0, 75,4 metros; de 100 kilómetros por hora a 0, 53,2 metros; de 80 kilómetros por hora a 0, 33,7 metros y de 60 kilómetros por hora a 0, 20,6 metros. En ningún momento presentaron fatiga o se cruzó el auto durante la frenada.

El tema frenos era lo mejor del Passat LSE. Frenaban muy bien. Manteniendo derecho el auto en cualquier situación. Esto iba de la mano de su notable tenida en las curvas, pese a lo blando de las suspensiones (que los de Parabrisas Corsa la hicieron fondear en alguna ocasión). En ambos test se resaltó que a donde se apunta la trompa del LSE, éste iba como un Scalextric. Si con una tendencia a irse de cola, pero corregible al tener tracción delantera.

Las críticas estaban centradas en las filtraciones de tierra y agua por defecto de los burletes de las puertas. Para la revista Parabrisas Corsa los asientos no eran todo lo cómodos que se querían y los encontraron algo duros. También era mejorable la posición de manejo. Cuando se lograba estar acomodado con el volante no era así con los pedales.

A los periodistas de Parabrisas Corsa no les gustó el diseño del volante, se podía tocar la bocina al realizar maniobras. Tampoco la ubicación de la manija interna de las puertas, ubicada debajo del apoyabrazos. Las cerraduras, todas en general, se mostraban imprecisas. Y lo que en ambos revista criticaron fue la mala terminación de algunas partes, como el interior del baúl, por señalar alguna.

Pero los periodistas de ambas revistas elogiaron el equipamiento de serie de Passat LSE, aire acondicionado, radio AM/FM/OC (una rareza en automóviles argentinos, la onda corta), cinturones de seguridad para los cinco pasajeros y apoyacabezas adelante y atrás, otra distinción con respecto al Passat LS. El precio era acorde con todos estos accesorios de serie, y opcionales comparándolos con los autos argentinos de ese momento.

Para terminar, observando la patente del Volkswagen Passat LSE, notarán que es la misma unidad testeada en junio y diciembre de 1980 por ambas revistas especializadas. Las fotos fueron tomadas de las revistas Parabrisas Corsa de junio de 1980 y de Plus Fórmula de diciembre del mismo año. En los epígrafes se indica a qué publicación corresponde cada imagen.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.