Lenguaje claro

sábado, 6 de agosto de 2016

Mercedes Benz convertible

Luego de dos semanas de vacaciones de invierno se vuelven a abrir las puertas del “Garaje Miniatura”. Para alegría de aquellos que conocieron de chicos a los queridos Matchbox. Para aquellos que los coleccionan de grandes. Para todos los que no perdieron la capacidad de jugar un ratito cada tanto. Para todos ellos hoy veremos otro “autito de colección” de mi infancia: un Mercedes Benz 230 SL convertible.


Además es otro de los Matchbox que atesoro, desde hace unos 50 años, que tiene enganche de remolque. Otro más de la colección y ahora estoy tomando consciencia de la cantidad de modelos que los trajeron.


Es cierto que también había varios tipos de remolques, o trailers, que fabricaba la empresa británica Lesney Products & Co. Ltd. Ya veremos algunos de esos remolques con las cosas que transportaban. Seguro que será una nota especial de la sección “Garaje Miniatura”.


El Mercedes Benz 230 SL, de color blanco con el interior rojo, era uno de los pocos que tengo que se abren las puertas. Además era de mediados de los años sesenta por el tipo de ruedas plásticas con los ejes gruesos. Anterior a la era Superfast de los Matchbox que fueron como una explosión, para los chicos de ese entonces, cuando aparecieron en el año 1969.


Ya vimos el Lamborghini Marzal Superfast y no será el único. Eso se los garantizo como que este sitio se llama Archivo de autos. Tan es así que el sábado que viene está programado un Superfast. No adelanto más para que sea sorpresa.


Como corresponde a la gran mayoría de los Matchbox de mi infancia tiene su caja original. Caja que en la parte azul, que remedaba las viejas cajas de fósforos, de ahí el nombre Matchbox, tiene el dibujo del Mercedes Benz 230 SL con las puertas abiertas.


Algunas cachaduras me demuestran que fue jugado, seguro que fue elegido por ser un convertible blanco. Con visos de ser un deportivo alemán, al menos para un chico de 6 o 7 años. Este Matchbox es la pieza número 27 en el catálogo, que estimo del año 1966 o 1967. Ya algún seguidor con mayores conocimientos de automodelismo me dirá si no estoy equivocado.


Son muchas las personas que se dedican a coleccionar los autitos que fabricaba Lesney Products & Co. Ltd. Además de conocer profundamente la historia de esta empresa británica que tantas alegrías nos trajo a los chicos de todo el mundo. Creo que nunca nos alcanzará el tiempo para agradecer todo lo que los Matchbox nos brindaron en los juegos de la infancia.


Como esos escenarios que armaba sobre la mesa libro, de formica blanca con manchas negras, que había en mi casa. Con la colcha de planchar ya estaba la superficie lista para la acción. Unas cajas, u otros objetos, debajo de la colcha, hacían el resto. La otra parte salía de mi cabeza, como esos relatos de ficción que aparecen domingo por medio en Archivo de autos.


Siempre me pregunto porqué motivo cancelamos esa capacidad de imaginar. Y no lo digo solo para jugar, sino que a veces nos sirve para resolver problemas en la vida cotidiana. No todo lo que imaginamos es loco y fantasioso. Eso es no entender que la imaginación, como el humor, hace la vida rutinaria un poco mejor de lo pesada y aburrida que puede llegar a ser.


Una chispa, eso puede ser la imaginación en nuestras vidas. No solo porque puede causar una explosión, sino porque puede poner un poco de luz donde la oscuridad es reina y señora. Eso es lo necesitamos para vivir un poco mejor: imaginación y no perder la capacidad de jugar.


Y por jugar no nos tildarán de inmaduros, los que lo hacen es que ya empezaron a morir despacio. Y eso es lo peor que nos puede pasar cuando estamos vivos y conscientes de nuestros actos. Jugar, imaginar y ver el lado humorístico de las cosas. Los mejores remedios de la estresante vida del siglo XXI. Al menos es mi opinión.

Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con esta página donde están todos los enlaces:

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.