Lenguaje claro

miércoles, 17 de mayo de 2017

Prueba de derrame de combustible

La empresa Chrysler Corporation realizaba una prueba de derrame de combustible en los vehículos que fabricaba. La prueba consistía en girarlos en 360º para simular un vuelco, y en algún momento las ruedas quedaban hacía arriba. El ensayo se realizaba en un mecanismo que consistía en dos ruedas giratorias de 3,35 metros de diámetro.



Donde cabían desde un automóvil subcompacto como el Plymouth Arrow hasta un camión Dodge de 5 toneladas. Al girarlos totalmente se comprobaba que en un accidente no hubiera derrames de combustible. Además de las dos ruedas mencionadas el aparato, diseñado por los ingenieros de la Chrysler Corporation, presentaba dos rieles paralelos.

En la fotografía se aprecia el tamaño del mecanismo de giro con un automóvil de la empresa estadounidense en fase de prueba. De esta manera se simulaba un vuelco producto de una colisión. La imagen salió publicada en el diario La Prensa del 25 de abril de 1977.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.