Lenguaje claro

martes, 21 de marzo de 2017

Dodge Charger II, concept car

En un principio las automotrices estadounidenses realizaron los “dream cars”, que eran más que nada estudios de diseños con visos de futurismo. Pero sin una aplicación concreta en la producción en serie en un futuro. Hacia los años sesenta comenzaron a presentar los “concept car”. Si bien tenían un diseño de avanzada podían producirse en serie por las automotrices. Dentro de esta categoría está el Dodge Charger II del año 1965.

Dodge Charger II del año 1965 presentado
en el Salón del Automóvil de Los Ángeles.


El modelo Charger había sido presentado por la empresa Chrysler Corporation en el año 1964 y era una modificación de un convertible. En cambio el Dodge Charger II no tenía la misma plataforma, era un automóvil nuevo. Aunque compartiera partes de otros modelos de la automotriz de Estados Unidos.

El Charger II fue presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles en enero de 1965. El concept car tenía un motor de 8 cilindros en V con una cilindrada de 5.211 centímetros cúbicos con una potencia de 230 HP. El Charger II aceptaba otras motorizaciones de la marca Dodge.

Vista de perfil del Dodge Charger II. s.

Las líneas de la carrocería eran aerodinámicas con ausencia de paragolpes, algo muy novedoso para mediados de los años sesenta, en un automóvil de calle. La parrilla delantera tenía barras horizontales con faros rectangulares. La cola seguía el mismo estilo de diseño con un faro trasero que se extendía a todo lo ancho.

La luneta trasera tenía una pronunciada caída y el vidrio era cóncavo. Según los ingenieros de la Chrysler Corporation los rayos del sol no se proyectaban directamente sobre los pasajeros traseros. El interior presentaba cuatro asientos individuales, pero podía alojar a un tercer pasajero.

Los asientos tenían barras horizontales para el paso del aire. Algo útil en viajes largos para permitir una correcta ventilación. Entre medio de los asientos delanteros había una consola que tenía la palanca de la caja de cambios automática.

La cola y el ¾ de perfil derecho del Dodge Charger II.

Tanto los asientos delanteros como traseros contaban con un apoyabrazos central. En los asientos posteriores se podía suprimir para alojar al tercer pasajero mencionado. Además los respaldos de los asientos traseros se podían rebatir para ampliar la capacidad de carga del baúl. Un detalle novedoso para la época. Otro elemento de avanzada era que los cuatro asientos contaban con cinturones de seguridad.

El tablero era de cuatro relojes parecido a otros modelos de la marca Dodge. Lo que escapaban a la norma en aquellos años era que esos relojes fueran circulares. El tablero fue una de las incógnitas del mes pasado de “La Preguntita del Domingo 204”. Esto solo para la página de Facebook y el blog de Blogger.

Los relojes circulares del centro eran el velocímetro y tacómetro, en cambio el de la izquierda contenía al medidor del alternador y nivel de combustible. Mientras que el de la derecha el indicador de temperatura y el de la presión de aceite. En la consola se ubicaba un reloj con la palanca de cambios.

El tablero del Dodge Charger II.

El interior del habitáculo contaba con un sistema de ventilación. Ya que las puertas no tenían ventiletes, algo que era usual en los automóviles de Estados Unidos de los años sesenta. El sistema evitaba las corrientes de aire y el característico zumbido del ventilete abierto.

Las medidas del Dodge Charger II eran las siguientes: largo, 5.461 milímetros; distancia entre ejes, 2.972 milímetros y alto, 1.346 milímetros. Las llantas eran de fundición de magnesio del tipo Halibrands y montaban neumáticos especiales de la marca Goodyear.

El color de la carrocería era plateado claro de pintura metalizada. El tapizado era del mismo color con los ribetes en color negro. Este color era el de las alfombras que cubría el piso, parte de los paneles laterales, el baúl y la bandeja posterior a los asientos traseros.

Para finalizar la nota les dejo las palabras del jefe de ingenieros de la empresa Dodge, en la presentación del Charger II: “Si bien es nuevo y juvenil, el auto tiene un estilo que puede atraer a personas de cualquier edad”. Las fotografías fueron tomadas de la revista Automundo número 2 del 8 de abril de 1965.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.