Lenguaje claro

jueves, 9 de febrero de 2017

Lancia Kappa, Dikappa, Trikappa

Vincenzo Lancia fue uno de los mejores mecánicos de la industria automotriz italiana y como si fuera poco también piloto de autos de carrera. Cuando se independizó de la empresa F.I.A.T. (Fabbrica Italiana Automobili Torino) armó su propia empresa que llevó su apellido como marca.

Lancia Kappa del año 1919.


En noviembre de 1906 funda su empresa Lancia & C. Vincenzo Lancia e Claudio Fogolin para fabricar automóviles y un año más tarde salía el primer Lancia. Luego la empresa adoptaría el alfabeto griego para denominar sus diferentes modelos.

Así llegamos hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial. Italia tuvo la particularidad de ser el país europeo que contaba con la más desarrollada industria automotriz para la fabricación de vehículos militares. En parte porque había logrado un desarrollo al proveer camiones de uso militar al estado italiano.

Las guerras coloniales de Italia habían sido el crecimiento en la producción de este tipo de vehículos y no solo de la marca Lancia. Tanto que unos dos años antes que estallara el conflicto bélico la empresa Lancia fabricaba el camión 1Z que montó por primera vez llantas de chapa en cambio de las usuales de rayos de madera de la época.

Pero al camión 1Z se le sumaron el Jota y el Diota en el año 1915 ya en plena guerra mundial. Pero por otro lado el Lancia Theta, el primero con instalación eléctrica en fabricarse en Europa, se producía para los comandos de las fuerzas armadas italianas.

Lancia Dikappa del año 1921.

Toda esta producción demandó el aumento de las instalaciones. De ahí en parte el gran crecimiento de la industria automotriz italiana al finalizar la contienda en Europa. Para el año 1915, la empresa Lancia, tenía una planta de 30.000 metros cuadrados de superficie y cuando terminó la guerra ese área se había más que duplicado en tamaño.

Con el fin de no despedir empleados, Vincenzo Lancia, pensó en producir más vehículos civiles que antes del estallido de la guerra. Puso manos a la obra y comenzó por reflotar un motor de 8 cilindros en V que había patentado el 5 de junio de 1915.

Se fue perfeccionando el motor hasta el verano europeo del año 1918. Para el mes de septiembre, del mismo año, la empresa Lancia anuncia que tiene un motor de 8 cilindros en V a 45º y otro motor de 12 cilindros en V a 30º.  En el año 1919 se presenta un prototipo con el chasis y un motor V12 pero con un grado de apertura de 20º.

El motor estaba fundido en un solo bloque y el cigüeñal con los 12 muñones de los cuales los 6 derechos formaban un ángulo de 40º con respecto a los otros 6. Las válvulas estaban ubicadas a la cabeza por primera vez en un motor de la marca Lancia y eran accionadas por un único árbol a la cabeza.

El motor tenía una cilindrada de 7.837 centímetros cúbicos con una potencia de 150 HP a 2.200 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 80 milímetros y la carrera de los pistones de 120 milímetros. El prototipo fue presentado, durante el año 1919, en los salones de París y Londres.

Lancia Trikappa del año 1922.

La casa Lancia se topó con dos dificultades: una, razones fiscales y la otra que el público italiano no estaba preparado para un automóvil de estas características. Por lo tanto su producción en serie no era viable. En cambio sí se presentó un nuevo modelo: el Lancia Kappa en el mismo año.

El motor del Kappa, de cuatro cilindros en línea, derivaba del famoso Lancia Theta. El motor estaba muy ensayado, con lo cual se tenía parte del camino allanado.  En el caso del Kappa la potencia era de 70 HP que le permitían alcanzar los 120 kilómetros por hora.

La carrocería del Kappa era tipo Landaulet con el puesto de conductor a la intemperie, pero tenía, como innovación su volante con inclinación variable en tres posiciones: de 34º, 37º o 40º. También venía equipado con arranque eléctrico, heredado del Theta, y la palanca de cambios ubicada en el centro del habitáculo. Antes había estado por fuera de la carrocería como era normal en los automóviles más antiguos.

El Lancia Kappa tuvo su versión deportiva: el Dikappa aparecida en el año 1921 con el mismo motor, pero con válvulas a la cabeza y una potencia de 87 HP a 2.300 revoluciones por minuto. La carrocería era del tipo torpedo de fabricación liviana. El casco era de madera de nogal y acacia y que luego se revestía en chapa de aluminio. Las ruedas eran de rayos de alambre y podía desarrollar una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora.

Hasta el año 1921 se fabricaron los chasis y los motores para los camiones Lancia en los modelos Triota y Tetraiota. Mientras que en el año 1922 apareció un nuevo automóvil: el Trikappa. Este automóvil Lancia llevó el motor de 8 cilindros en V, que fue el primero fabricado por la empresa italiana, para un automóvil de serie.

La cilindrada de este motor era de 4.594 centímetros cúbicos con una potencia de 98 HP a 2.500 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 75 milímetros y la carrera de los pistones de 130 milímetros. El Lancia Trikappa cierra un ciclo dentro de la marca italiana. El nuevo que comenzaba a aparecer estaría de la mano del Lancia Lambda, un automóvil revolucionario para su época. Las viejas fotografías de los Lancia Kappa, Dikappa y Trikappa las tomé de la revista Automundo número 18 del 28 de julio de 1965.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.