Lenguaje claro

viernes, 10 de febrero de 2017

La cupé Toyota Celica

La apertura de la importación de automóviles, camionetas, camiones y motocicletas se produjo en el año 1979 en Argentina. Eso trajo una oleada de vehículos de todas partes del mundo. Tanto que llegaron, en algunos casos, la versión original y otra producida bajo licencia en otro país. En este caso hablaremos de la cupé Toyota Celica que llegó desde Japón.

Publicidad de la revista Su Auto del año 1981.


Pronto la marca Toyota se ganó un prestigio por las robustas camionetas Hilux que llegaron a Argentina. Con ellas arribaron los automóviles y entre ellos las cupés Celica. Lograron cierto éxito, pero no como otros importados, como algunos utilitarios de la marca Daihatsu.

Lo cierto que la cupé Toyota Celica apuntaba a un mercado específico, tal como lo muestra la vieja publicidad de este viernes. No todas las personas tenían una embarcación amarrada en algún puerto de Argentina.

Pero para tener una idea del mercado de la Celica nada mejor que comparar precios de ventas. La Toyota Celica 2000 XT costaba en el mercado argentino $123.854.000, a no asustarse del valor, todavía eran pesos Ley 18.188 puestos en circulación en el año 1970.

La cupé Ford Taunus GT costaba $128.720.716; la cupé Torino ZX $180.889.963; el Peugeot 504 SL 2000, con opcionales, $123.903.020; el Renault 18 TS $115.753.803 y el Ford Fairlane Elite de 6 cilindros $153.971.898. Todos estos valores, incluido el de la cupe Celica, eran válidos al 30 de septiembre de 1981 para vehículos cero kilómetro.

La gran expansión de los automóviles importados en Argentina fue durante el año 1980. Ya para el año 1981, el de la publicidad de Toyota, las cosas estaban más complicadas porque el gobierno de facto, que estaba en el poder, había reducido los impuestos a los vehículos fabricados localmente.

Pero para el año siguiente, 1982, las cosas se agravarían, mucho más, para los importadores de vehículos por el estallido de la Guerra de Malvinas. Con el retorno de la democracia a finales del año 1983 las importaciones de vehículos se cerrarían por varios años hasta la década de noventa.

El importador de la marca Toyota en Argentina fue Grandío y López, que se puede observar al pie de la publicidad. Esa pieza gráfica la tomé de la revista Su Auto número 21 de octubre de 1981.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.