Lenguaje claro

sábado, 4 de febrero de 2017

BMC 1800 de Matchbox

El BMC (British Motor Corporation) 1800 es otro de los “autitos de colección” de mi infancia, que creo conocí antes que al automóvil verdadero. Así los Matchbox, una vez más, se convirtieron en ese entrenamiento fierrero que les he hablado más de una vez.



Tal vez lo raro de este Matchbox es que solo fue un prototipo diseñado por Pininfarina para la empresa británica British Motor Corporation (BMC) y que fue descartado por ser demasiado de vanguardia. Así solo quedó como un automóvil de diseño y para ser exhibido en los salones europeos del automóvil.


El BMC 1800 Pininfarina, tal como rezaba en la caja original, era de la serie Superfast de Matchbox presentada en el año 1969. Eran esos autitos que literalmente volaban sobre una superficie lisa. O en las pistas plásticas de color amarillo.


La verdad que está en muy buen estado el BMC 1800, como la caja original de cartón con la cual me llegó desde la Librería San Agustín. Esa que quedaba a la vuelta de mi casa sobre la Avenida Las Heras en el barrio de Recoleta de la ciudad de Buenos Aires.


Fueron muchos los Matchbox que mis padres me regalaron que tenían ese origen. Incluso algunos los elegí en persona. Eran parte de la recompensa de tener buen desempeño en la escuela primaria. Una especie de incentivo y no fui el único chico de los años sesenta, y setenta, que pasó por lo mismo.


A veces cada una, o dos, semanas un nuevo “autito de colección” acrecentaba la colección de los amados Matchbox. Lo que más me alegra es haberle hecho caso a mis padres en cuidar los autitos y las cajas. Ahora todo suma y acrecienta su valor. No monetario, que sí lo tiene, sino en sentimientos, recuerdos y emociones.


Estos Matchbox han sido una escuela fierrera para mí. Pero eso lo descubro a la vuelta de las décadas pasadas. En especial en esta sección “Garaje Miniatura” que aparece desde el año 2016 en Archivo de autos. Nunca pensé que tendría tanta repercusión.


Más cuando comencé a mostrar estos autitos de la escala 1:64. Muchos recuerdan sus Matchbox de la infancia y lo manifiestan en sus comentarios en los distintos canales digitales por donde se publican las notas de Archivo de autos.


Incluso algunos lectores, de adultos, buscaron ese “autito de colección” que añoraban de su infancia. Porque los perdieron, los regalaron o los destruyeron. De grandes se dieron la posibilidad de tener parte de su infancia al alcance de la mano.


El fin de esta sección nunca fue el coleccionismo. Sino rememorar esos Matchbox que nos trajeron tantas alegrías cuando éramos unos chicos. No me siento un coleccionista, sino simplemente que estos Matchbox me acompañan desde la niñez.


Ahora tengo la suerte, por esas cosas de la vida, de poder mostrarlos a través de este sitio llamado Archivo de autos. En muchas personas remueven sentimientos, recuerdos y hasta la necesidad de restaurar algunos de esos “autitos de colección” de la infancia.


Todo esto sin hablar de los juegos que nos proporcionaron los Matchbox durante nuestra infancia. Juegos que estimularon nuestra imaginación. En parte reconozco el germen de los relatos de ficción, que suelo escribir, en aquellos años de mi niñez.


Sin mencionar aquella mesa libro de formica blanca, con manchas negras, que era el centro neurálgico de los juegos con los amados Matchbox sobre la colcha de planchar. Mesa que servía para comer, estudiar y lo mejor de todo, jugar con mis “autitos de colección”.


Otra de las particularidades del BMC 1800 era que se abrían las dos puertas delanteras. No muchos Matchbox tenían esta posibilidad, como la apertura del capot o del baúl. Eso era un plus para un chico de 7 u 8 años de edad.


Un dato del automóvil real es que fue un diseño de avanzada en el momento de su presentación y más tarde lo vimos en varios autos europeos. No sé si hubo copia, o “inspiración”, pero se parece a otros automóviles que sí se produjeron en serie.


El prototipo de Pininfarina se presentó en el año 1967 en el Salón de Turín en Italia y no encajaba con los diseños de la época. Por eso es que la gente de BMC lo consideró demasiado moderno, o de avanzada, para comercializarlo en el mercado británico.


Por suerte para los chicos de los años sesenta la gente de Lesney Products & Co. Ltd. tuvieron la idea de plasmarlo en la escala 1:64. De esa manera tuvimos un autito de juguete, porque eso eran los Matchbox, para crear mundos imaginarios.


Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todas las notas publicadas hasta la fecha:


Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.