Lenguaje claro

martes, 6 de septiembre de 2016

Los Cardales y su encuentro anual

La lluvia ha sido la peor enemiga de los encuentros en los alrededores de la ciudad de Buenos Aires, durante lo que va del año 2016. La 4ª edición Autos Clásicos Cardales no fue la excepción. Los organizadores, Autos Clásicos Los Cardales, tuvieron que suspender su encuentro anual para la fecha inicial del domingo 28 de agosto. Pero el sol salió y el domingo 4 de septiembre se realizó con éxito este encuentro anual de autos y motos de todas las edades.

Auto Union 1000 S, Mercedes Benz 170 SD rural
y Fiat 1500 que fuimos desde San Miguel.


Como siempre pasa en un grupo de amigos éramos varios de la partida y con el correr de las horas, previas al domingo 4 de septiembre, defeccionaron por distintos motivos. Así que los tres autos, de amigos fierreros, que partimos de la ciudad de San Miguel, hacia Los Cardales, fueron un Auto Union 1000 S del año 1967, de Norberto Núñez, un Fiat 1500 del año 1967, de Víctor Caputo, y la inefable rural Mercedes Benz 170 SD de mi padre José Lorenzo Uldane.

Réplica del primer automóvil argentino realizado por Manuel Iglesias.

Así partimos en busca de nuestro destino manteniendo un buen ritmo de marcha y antes de las 10 de la mañana estábamos esperando para que nos tomaran la foto de bienvenida en el arco de entrada. Un lindo gesto de los organizadores fue regalarle a cada expositor esa foto en un marco de acrílico.

En primer plano un Overland del año 1918

Además de recibirnos a todos los concurrentes a la muestra anual con un café y una medialuna, de grasa o manteca a elección. La verdad que fue otro gesto que se agradeció en la gélida mañana de septiembre. Una fuerte helada había caído en el predio. Me lo confirmó el cuidador del baño del predio lindero a la estación Los Cardales, que junto a la Plaza Mitre, fueron el escenario del encuentro multitudinario.

Ford T de 1925, y detrás un Peugeot 403 de Marcelo Vilches,
ambos autos han recorrido la Ruta 40.

Pero no nos importó mucho ya estábamos en el lugar disfrutando de un día de sol. Al menos eso nos mostraba el cielo matutino. Las cosas cambiarían con el correr de las horas. Lo que sí era importante, a las diez de la mañana, la cantidad de autos que ya estaban instalados en el predio y los que siguieron llegando hasta cerca del mediodía.

Tres exponentes de los Ford A que se dieron cita en Los Cardales.

Según mis cálculos la cantidad de autos en Los Cardales era igual, o superior, al los que vi el año pasado cuando concurrí por primera vez. También noté un aumento en los puestos de artesanos, autojumble y demás. Todo lo recaudado en ese sentido es para ayuda solidaria de algún tipo. Lo mismo que la rifa que sorteaba una motocicleta Zanella de 125 centímetros cúbicos.

Algunos de los autos del A.C.A.M.
(Autos Clásicos y Antiguos Manzanares).

En cambio creo que la cantidad de público, por momentos, fue superior al año pasado. Hay fotos, que ilustran esta crónica, que atestiguan eso que les cuento. En algunas partes de la pasarela de cemento, en especial en la zona de los puestos, era prácticamente imposible caminar en algunas ocasiones.

Ford Mercury del año 1947 en un gran estado de conservación.

Los vehículos expuestos fueron de lo más variado. Desde autos antiguos pasando por clásicos, conocidos y no tanto. Hasta algunos artesanales que no son habituales de ver en este tipo de muestras. En un gazebo estaba ubicada una réplica del primer automóvil argentino que fabricara Manuel Iglesias en la ciudad de Campana, en la provincia de Buenos Aires.

Una compañera de encuentro: una rural Mercedes Benz 170.

Como siempre pasa en estos encuentros de autos antiguos y clásicos, que no excluyen a las motos, uno termina conociendo nuevas personas. Algunos de ellos seguidores de Archivo de autos. Carlos Pizarro y Marcelo Delgado fueron dos de esas personas. Uno, el primero, porque sabía que estaría en Los Cardales con su puesto de autos a escala y el segundo fue una sorpresa que vino y se presentó.

Dos viejos Rastrojeros flanqueando a una vieja camioneta Ford.

Desde que arrancó Archivo de autos he tenido un gran contacto con los lectores de las notas que publico. Pero que vengan personalmente a agradecerte lo que uno hace, con los recursos que tiene a mano, es algo muy diferente. Sinceramente reconforta el espíritu y da más ganas de sentarse frente al teclado de la computadora.

Una Isard Kombi 700 impecable al lado de un viejo Pontiac.

Marcelo Vilches fue otro viejo conocido con su Peugeot 403 con el cual se recorrió toda la Ruta 40 de sur a norte del país. Ya se ha convertido en un clásico de los encuentros de autos en los alrededores de la ciudad de Buenos Aires. Además de ser una persona encantadora de tratar y charlar. De vecino de predio tuvo a un Ford T del año 1925 que está haciendo lo mismo, recorrer la Ruta 40, nada más que lo hace por partes. Como dándole un descanso al viejo Ford T.

Dos jeeps de dos épocas diferentes

Una atracción, para todas las edades, fueron los Autos Locos de la ciudad de Lincoln, de la provincia de Buenos Aires, que trajeron tres de la flota de sus autos para hacer espectáculos. Dentro de un lugar cerrado realizaron varias demostraciones desde el mediodía. El público que se agolpó para verlos en acción fue muy numeroso.

Un par de los Renault Gordini expuestos en Los Cardales
Fueron varios los clubes que se hicieron presentes en la cuarta edición de Autos Clásicos Cardales. Algunos de los que recuerdo: el Club Amigos del Falcón, otro club de Ford Falcon de Quilmes (que se me escapa el nombre completo), el A.C.A.M. (Autos Clásicos y Antiguos Manzanares), el Club Amigos de Taunus Argentina, el Ford Sierra Fan’s Club, el Club de Dodge de Argentina, el Club del Buggy, el Club Renault Gordini & Clásicos y el Club del Mehari.

Chevrolet Caprice con un inmenso motor V8.

Hubo dos autos artesanales construidos en la localidad de Parada Robles, que pertenecen al partido de Exaltación de la Cruz, el mismo de Los Cardales, que tenían un cartelito del A.C.A.M. Son dos piezas totalmente artesanales construidas en la zona que fueron exhibidas en la muestra de Autos Clásicos Cardales.

En primer plano una Siambretta 125 y algunas de las motos expuestas.

Por supuesto que hubo motocicletas y motonetas expuestas, como siempre pasa en Los Cardales. Había de varios tipos, tanto en cilindrada como en antigüedad. Siambretta, Gilera, Zanella u Honda por mencionar algunas de las tantas marcas expuestas.

Los dos autos artesanales de Parada Robles que pertenecen
al A.C.A.M. (Autos Clásicos y Antiguos Manzanares).

Al lado nuestro estaba estacionado un Jeep Pick Up IKA que parecía que había sido retirado por la mañana del concesionario de la marca. Por lo que habló mi padre con el dueño lo tiene de cero kilómetro. La verdad que es una joya mecánica.

Una rareza de ver: un Puma brasileño con motor Volkswagen.

Otra joya fue la que me mostró Marcelo Monteverdi, del Club Amigos de Taunus Argentina, justo cuando entraba al predio, un Ford Granada Ghia V6 2,8 con caja automática. Sinceramente hay que remontarse más de 35 años para poder haber conocido algo parecido por el gran estado de conservación y originalidad que presenta.

Jeep Pick Up IKA en un estado excelente.

La Mercedes no estuvo sola, en el predio había llegado más temprano otra rural. Aunque un modelo más viejo con el capot abisagrado y el tablero central. Pero en un gran estado de conservación. En pie caminando las rutas del país como lo hacen desde tantas décadas. Y lo seguirán haciendo mientras exista combustible que las alimente.

Ford Granada Ghia V6 de 2,8 litros del
Club Amigos del Taunus Argentina.

Con el correr de las horas el tiempo se puso muy frío y muy nublado. Se aprecia en algunas de las fotos de esta crónica. Pero hacía las cuatro de la tarde comenzó a chispear cada tanto. Nada grave, pero algunos autos comenzaron a abandonar el predio. La jornada estaba llegando a su fin.

Una panorámica de cómo se veía parte del predio en Los Cardales.

Antes de la cinco de la tarde emprendimos la marcha de regreso a los pagos. Todo fue normal. Lo que sí que llegamos a San Miguel con lluvia. Al menos la cuarta edición de Autos Clásicos Cardales se había realizado con normalidad. Con gran afluencia de público y presencia de autos de todas las especie. En especial luego de una cancelación por mal tiempo. Esa lluvia que nos viene castigando desde que empezó el año.

El numeroso público que se dio cita pese al frío del día.

Ahora empezamos a pensar en el año que viene a que amigo fierro convencer para que nos acompañe a pasar un día entre buenos fierros. Y claro que para seguir hablando de autos y de paso conocer a nuevos seguidores de Archivo de  autos. Esperemos que no llueva y haga un poco más de calorcito… Todas las fotos fueron tomadas el domingo 4 de septiembre de 2016 en Los Cardales.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.