Lenguaje claro

lunes, 1 de agosto de 2016

Sporty, la camioneta del Bambi

La semana pasada, durante las vacaciones de invierno de Archivo de autos, ante la publicación de una vieja nota, un seguidor de la página de Facebook, hizo mención si existía la versión abierta del Bambi. La respuesta fue que sí hubo una versión sin techo que fue la camioneta, o pick-up, Sporty. Hoy la veremos en un modelo en estado original.

Sporty expuesta en Expo Auto Argentino 2015.


En la edición del año 2015 de Expo Auto Argentino se presentó una camioneta Sporty, propiedad de Jorge Lizardo, en un estado de gran originalidad. Incluso ganó el premio en la categoría microautos otorgado por los jueces de la Federación Argentina de Clubes de Automotores Antiguos (FACAH).

La Sporty estaba realizada sobre la misma plataforma del Bambi, que la empresa Fábrica de Automotores Utilitarios SAIC y F, que tenía la licencia de la empresa Fuldamobil de Alemania. El modelo alemán era el Fuldamobil S-7 del año 1959. En el año 1960 se presentan ambos modelos en Argentina, el Bambi y la Sporty. Este automóvil recibió distintos nombres en varios de los países que se fabricó.

La parte de atrás de la camioneta Sporty.

Una de las particularidades de este microauto es que tenía un motor Sachs LDR 200 que compartía con otros pequeños autos fabricados, o armados, en Argentina en esos años. Esos microautos eran el Dinarg D-200, de diseño argentino que produjo en la provincia de Córdoba la empresa Dinámica Industrial Argentina SA, y la otra moto cabina era el Messerschmitt KR 200 que armó en la localidad de Lomas de Zamora la empresa Panambí SA.

La otra gran peculiaridad era que tenía las mismas cuatro velocidades tanto hacia adelante como hacia atrás. Por eso para poner la marcha atrás había que detener la marcha. En el tablero se hacía girar una palanquita que invertía el sentido de giro del motor. De esta forma se podía circular con todas las velocidades en reversa. Varios propietarios se valieron de esta cualidad mecánica para correr carreras marcha atrás.

Vista de perfil de la camioneta Sporty.

El motor Sachs LDR 200 era monocilíndrico, de dos tiempos, con una cilindrada de 191 centímetros cúbicos con una potencia de 10,2 HP a 5.250 revoluciones por minuto con una relación de compresión de 6,3:1. El diámetro del cilindro era de 65 milímetros y la carrera del pistón de 58 milímetros. La refrigeración era forzada por aire. Además el motor se ubicaba en la parte trasera donde daba tracción a dos ruedas casi unidas.

El carburador que alimentaba al motor Sachs era de la marca Bing 1/24/87 o 1/24/88 con cámara para arranque en frío. Esta marca de carburador era común entre las motocicletas. La alimentación del carburador Bing era mediante gravedad.

El tablero de la Sporty en la versión sin techo.

El sistema eléctrico era de 12 volts y usaba un Dynastart. Elemento que cumplía dos funciones: arranque y carga de la batería de 45 amperes por hora. De esta forma el Dynastart actuaba como una dínamo de un auto normal de aquellos años.

La caja de velocidades de cuatro marchas tenía la palanca de cambios en el piso. Las relaciones de las distintas velocidades eran las siguientes: primera, 3,62:1; segunda, 1,85:1; tercera, 1,24:1 y cuarta, 0,86:1. Como mencioné antes no tenía marcha atrás, sino que al girar en sentido contrario, las cuatro velocidades estaban disponibles para adelante o para atrás. El embrague era multidisco de corcho en baño de aceite de accionamiento mecánico mediante el uso de varilla y cable. La relación del piñón-corona era de 2,12:1.

La Sporty en momento de la premiación en Expo Auto Argentino 2015.

La suspensión delantera era independiente con un elástico transversal con amortiguadores hidráulicos de doble acción. La suspensión trasera era por brazo oscilante arrastrado con resorte helicoidal y amortiguador hidráulico de doble efecto.

La dirección era mediante un brazo Pitman con una caja tipo piñón y cremallera. Los frenos eran mecánicos a campana sobre las dos ruedas delanteras mediante un cable Bowden. El freno de mano, también mecánico, actuaba sobre las dos ruedas traseras casi unidas.

Las dimensiones de la camioneta Sporty eran similares a las del Bambi y eran las siguientes: largo, 3.200 milímetros; ancho, 1.400 milímetros; alto, 1.300 milímetros; distancia entre ejes, 2.100 milímetros; trocha delantera, 1.200 milímetros; trocha trasera, 400 milímetros y despeje, 230 milímetros. El peso en vacío era de 310 kilogramos (puede que en la Sporty fuera menor). El peso máximo en el orden de marcha era de 600 kilogramos. Los neumáticos eran de la medida 4.40 x 8 pulgadas.

Publicidad de la camioneta Sporty aparecida en la revista Parabrisas
número 32 de julio de 1963, en este caso con la versión con techo.

La carrocería era de PRFV (Plástico Reforzado con Fibra de Vidrio) montada sobre un chasis de tubos de acero de sección rectangular. En el caso de la camioneta Sporty hubo dos versiones. Una abierta como la que estuvo expuesta en Expo Auto Argentino 2015 y otra con una cabina sin puertas como la que aparece en una vieja publicidad de la época.

La capacidad de carga, según la vieja publicidad, dice que era de 300 kilogramos. En un road test que le hicieron al Bambi en la revista Parabrisas lograron una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora. La caja de carga tenía una pequeña baranda de tubos de metal a modo de contención. Debajo estaba ubicado el motor con una tapa de acceso.

Las fotos de la Sporty que estuvo en Expo Auto Argentino 2015 las tomé el domingo 12 de abril. En cambio la vieja publicidad, de la versión con cabina, salió publicada en la revista Parabrisas número 32 de julio de 1963.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.