Lenguaje claro

domingo, 22 de mayo de 2016

El acelerador y su evolución

Desde hace muchas décadas en los automóviles el acelerador está ubicado a la derecha de los demás pedales, si es que tenemos una caja de velocidades manual. Pero eso no siempre fue así y tampoco tuvo la forma que tiene actualmente. Conoceremos los cambios que sufrió y las distintas formas que adoptó.

Tres dibujos con distintas soluciones para
el acelerador en autos modernos.


En un principio, cuando aparecieron los primeros automóviles, esos que se llamaron carruajes sin caballo, el acelerador no existía. En cambio se contaba en los primeros motores de combustión interna con un regulador centrífugo para que el motor no se pasara de revoluciones, o se embalara. Esto todavía en la actualidad es usado por los motores estacionarios.

Esos primeros motores siempre trabajaban al mismo régimen de revoluciones por minuto. Si algún lector, o lectora, tuvo la oportunidad de ver en vivo y en directo, como se decía en alguna época de la televisión argentina, un automóvil del siglo XIX, habrá notado que parece estar acelerado en comparación con los automóviles más modernos.

Volante de un Ford T del año 1922 con la
palanca del acelerador debajo del volante.

Era por la falta de acelerador. La aparición del acelerador, de mano en un principio, logró hacer más controlable la conducción de los aquellos primitivos automóviles. Durante muchas décadas el acelerador estuvo en el volante de los automóviles, junto con el avance del encendido.

Un automóvil para ejemplificar esto fue el mítico Ford T que en sus tres pedales no tenía el acelerador, estaba ubicado en el volante como también estuvo el avance del encendido en muchos automóviles. Esto se puede apreciar claramente hasta entrada la década del veinte con estos grandes volantes de madera con dos palanquitas con una cremallera metálica para su graduación.

El pedal de la derecha es un acelerador de un De Dion Bouton
del año 1913 que compartía funciones con el freno.

Incluso hubo automóviles donde el acelerador compartía su función con el freno. Como ejemplo el De Dion Bouton del año 1913, del cual hay una fotografía ilustrativa, donde apretando, el pedal de la derecha, se frenaba y soltando se aceleraba. Todo lo contrario de un acelerador como los que conocemos en la actualidad.

No siempre el acelerador estuvo ubicado en el pedal del lado derecho. Muchos automóviles lo tuvieron entre medio de los pedales de freno y embrague. A la derecha y al izquierda respectivamente. Los hubo como un pedalín o con la forma de clavo.

Acelerador de un Fiat 509 A del año 1927 entre
medio de los pedales de freno y embrague.

Con esta última forma la podemos recordar en un conocido de los argentinos: el Ford A. Automóvil que tuvo el privilegio de tener el segundo lugar en cantidad de unidades comercializadas luego de su país de origen, Estados Unidos.

Pero también hay una fotografía de un viejo Alfa Romeo 1750 con compresor del año 1930 con este tipo de acelerador en forma de clavo. Lo interesante de esos pedales del automóvil italiano es que no tenía protección de goma y tenían estampado el nombre de la marca.

Otro acelerador ubicado al medio de los otros dos pedales
en un Alfa Romeo 1750 con compresor del año 1930.
Este tipo de acelerador se llamaba “de clavo”.

También hubo un tipo de acelerador que era de rodillo y que podemos apreciar en un automóvil Bugatti del año 1936, en su correspondiente fotografía. Como se puede apreciar el acelerador pasó por modas y diseños hasta llegar a unificarse en el pedal de la derecha de todos los automóviles.

Ahora en tiempos de la electrónica ni cable tienen los aceleradores. Pero en los primeros el cable forrado tampoco existía, sino que era una varilla de metal con articulaciones. Con el agregado de resortes para regresarlo a la posición de descanso.

Acelerador de rodillo de metal en un Bugatti del año 1936,
ya ubicado a la derecha de los demás pedales.
vo”.

Pasarían muchas décadas para que el acelerador no fuera un pedal en el piso del habitáculo. Luego vendrían a ser colgantes como en la actualidad sin agujero en el piso. En algunos automóviles el acelerador de mano controlaba el pedal y casi todos los automóviles lo tuvieron, masivamente, hasta entrada la década del cincuenta.

Con la aparición del cebador, manual primero, y automático más adelante. El acelerador de mano se convirtió en una pieza de museo. Aunque algunos automóviles lo mantuvieron hasta la década del sesenta. Pero ya para esos años el cebador automático era norma en muchos modelos de automóviles.

Técnicamente hablando el acelerador es el dispositivo que permite la regulación del caudal de mezcla o únicamente de aire en los motores de combustión interna. En los motores aspirados, es decir con carburador, el acelerador controla la mariposa del carburador.

En un Rolls-Royce del año 1926 vemos la disposición final
que adoptaría, en forma universal, el pedal del acelerador
a la derecha de los otros dos pedales.

De esta forma regula la cantidad de mezcla de aire más nafta que es aspirada dentro del carburador. En cambio en los motores inyectados, sean a nafta o gasoil, esa mariposa está ubicada en el conducto de aspiración, al no poseer carburador, y lo único que regula es la entrada del volumen de aire. El pedal del acelerador está unido a la bomba de inyección y regula la entrada de combustible.

En una de las ilustraciones podemos ver tres soluciones de pedales de acelerador más modernas, que se podría decir comenzaron a estar presentes en los automóviles desde la década del cuarenta en adelante. Con variantes a estos tres esquemas.

Lo que nos queda claro es que los pedales, tanto el acelerador, como el freno y el embrague, no siempre tuvieron una protección de goma. Sino que eran de metal. A veces con dibujo y en otros casos lisos directamente.

Ahora sabemos, cuando nos subamos a nuestros autos, que no siempre el acelerador estuvo, ahí, a la derecha de los otros pedales, y que tampoco tuvo la forma actual. Todo gracias a los dibujos y las fotografías que tomé de la Enciclopedia Salvat del Automóvil.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.