Lenguaje claro

jueves, 7 de abril de 2016

Otra vieja marca inglesa, Bean

Hemos visto en esta sección “Auto antiguo” varias marcas británicas que han desaparecido o fueron poco conocidas en Argentina. Hoy conoceremos algo de la historia de la empresa Bean que comenzó a fabricar automóviles luego de la Primera Guerra Mundial.

Bean 14 HP del año 1924.


En lo que fuera la fábrica de municiones de sir George Bean, con instalaciones en las localidades de Tripton y Dudley, se comenzaron a producir automóviles con la marca Bean. En realidad eran vehículos de la marca Perry ya que la nueva empresa constituida no tenía experiencia en la industria automotriz inglesa.

Su primer automóvil fue, con escasas modificaciones, el modelo 11,9 HP de la Perry. En un principio la Bean apuntaba a producir 50.000 vehículos anuales y para ello montaron las cadenas de montaje respectivas. Pero la verdad fue que esa meta nunca se alcanzó.

También terminó fracasando la asociación de la empresa Bean con la British Motor Trading Corporation una sociedad que pretendía emular a la General Motors Corporation de Estados Unidos. Las empresas asociadas terminaron en la bancarrota con la crisis económica de 1921 en Gran Bretaña. La Bean logró independizarse y sobrevivir.

Luego de este episodio fabricó el primer Bean propio que denominó 11,9 HP con un gran parecido con el Fiat 501. Aunque parece que era más casual que copia. Les recuerdo que la industria automotriz británica plagió a muchas empresas francesas, alemanas e italianas en los comienzos del siglo XX.

Tal era el parecido del este modelo de la Bean que la Fiat England durante la crisis del año 1921 le compró carrocerías que retocó levemente para venderlas en Gran Bretaña con la marca italiana. Usó esas carrocerías de la Bean para montarlas sobre los chasis que venían directamente desde Italia.

Pero el Bean 11,9 HP solo se parecía en la carrocería ya que llevaba un motor mucho más viejo que el Fiat 501. Este modelo de la Bean, gracias a la eficacia de la cadena de producción, alcanzó las 100 unidades semanales. Sin embargo, y pese a tener un precio de 395 libras, que lo hacía muy competitivo, no logró el éxito esperado en el año 1922.

En el año 1924 lanza el modelo Bean 14 HP era más moderno que el anterior y contaba con un motor de cuatro cilindros en línea de 2.385 centímetros cúbicos con la culata superpuesta y 3 bancadas para el cigüeñal y una caja de cuatro velocidades. En un principio tenía una carrocería de 7 plazas y tan solo alcanzaba los 85 kilómetros por hora.

Pronto se ofrecieron los frenos en las cuatro ruedas en forma opcional. Para el año 1925 ya eran de serie para este modelo de la Bean. Opcionalmente se podían pedir el encendido por bobina y batería en cambio del sistema de magneto que no funcionaba bien a bajas revoluciones.

También en el año 1924 el modelo 11,9 HP fue modernizado y cambió su denominación a 12 HP. Básicamente el éxito empresarial de la empresa Bean fueron las exportaciones a las colonias del Imperio Británico y porque eran los automóviles preferidos de la Real Casa. Los raids que realizara Francis Birtles, a modo de demostración, con un modelo 14 HP en el año 1927 sumaron para las ventas.

Birtles realizó su prueba entre Gran Bretaña y Australia atravesando India e Indochina. Pero cuando intentó lo mismo con un modelo de 6 cilindros en línea las cosas no fueron del todo bien. En especial porque el raid sería la campaña publicitaria para el lanzamiento del nuevo modelo. Tal fue el fracaso de la prueba que la producción se canceló y pocas unidades del modelo 18/50 HP se llegaron a fabricar. Este modelo usaba un motor Meadows de 2.500 centímetros cúbicos.

Vino una etapa difícil para Bean por motores que tuvieron problemas. Incluso antes que se produjera la debacle financiera mundial. Un modelo llamado Short 14 HP, que usaba el mismo motor del modelo presentado en el año 1924 y que iba montado sobre el chasis del modelo 12 HP, se salvó de la crisis.

Pero un modelo denominado Hadfield-Bean 14/40 del año 1928 fue un verdadero éxito para la empresa inglesa. Se había abandonado el radiador en forma de pera, el que se puede apreciarse en la fotografía del Bean que ilustra esta nota. En cambio se comenzó a usar un modelo de arista central con los hombros redondeados que se parecía a los usados por la empresa Austro Daimler.

Para el año 1929 apareció un modelo deportivo con motor más potente y la carrocería forrada en imitación piel. Algo que muchas empresas europeas hicieron con sus respectivos modelos de automóviles. De los ingleses se puede recordar algún Bentley. Este nuevo modelo se comercializó como 14/70 HP y tenía un parecido, a primera vista, al Lagonda de 2 litros por el tipo de ruedas que montaba. Pero solo se parecía y las prestaciones no eran las mismas que el modelo mencionado.

A finales del año 1929 la empresa Bean limitó su producción de vehículos a sus camiones ligeros y culminó su producción en el año 1931. De esta forma desapareció del mercado de Gran Bretaña. La fotografía nos muestra un Bean 14 HP del año 1926 en versión cupé y la fotografía fue tomada de la Enciclopedia Salvat del Automóvil.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.