Lenguaje claro

sábado, 9 de abril de 2016

Foden volcador y frontal

Ya les he contado de mi predilección por los camiones frontales y más si son ingleses. Este volcador Foden era uno de los que acaparaba mi atención. Más por tener cuatro ruedas directrices. Algo poco visto en Argentina cuando era chico en los años sesenta. Algún que otro Pegaso, pero no mucho más. Encima era un volcador pesado, esos que solía ver muy de vez en cuando.



Ahora es más fácil toparse en mi país con un camión volcador tan grande, aunque siguen si verse los camiones con cuatro ruedas directrices. Eso queda para camiones muy pesados de arrastre de maquinarias viales o traslado de carretones especiales.


Con la aparición de Internet en más fácil conocer marcas, que cuando era pibe, no contaba con semejante herramienta. Sabía que era un camión inglés y no mucho más. En la actualidad puedo conocer la historia de la marca Foden con solo escribir su nombre en el buscador de Don Google…


El camión Foden pertenecía a la empresa Hoveringham Gravels Ltd. que se encargaba de transportar grava en Gran Bretaña. Claro que eso lo averigüé ahora cuando me puse a escribir esta nota de la sección “Garaje Miniatura”. Cuando era chico no tenía la más pálida idea. Solo me dedicaba a jugar, el mejor oficio de la infancia.


Bastante bien está el Foden volcador pese a lo jugado que está. Algunas cachaduras en la pintura, muy pocas, y algunos rayones en las calcomanías de la marca de la empresa británica. Nada que no atestigüe que el Matchbox King Size número 1 no tuvo uso.


Como todos los King Size que tengo de la infancia está con su caja original en bastante buenas condiciones pese a los 45 años que pasaron desde que mis padres me lo compraron. Quise que vieran el dibujo del interior de la caja para que tuvieran idea de lo que pasaba por nuestras mentes de chicos, de aquella época, a la hora de imaginar juegos.


Las autopistas elevadas solo las veíamos en las serie de la tele provenientes de Estados Unidos. Tal como lo refleja el dibujo del interior de la caja del Foden de la Hoveringham. Si miran bien verán en el fondo un camión Scammell que era otro modelo de la serie King Size. En cambio el anverso de la caja tenía una imagen que era más habitual en Argentina, la construcción de un camino.


La bocina de aire en el techo habrá sonado más de una vez en los juegos de mi infancia. Fuerte y claro. Como los transportes de cargas de un lado a otro de mis escenarios ficticios que cobraban realidad en mis juegos en las tardes en un departamento de la ciudad de Buenos Aires. Cuando todavía no soñaba con ser autónoma.


El Foden, como otros Matchbox King Size de mi pequeña colección, tiene en perfectas condiciones el amortiguador que acciona la caja volcadora y su tapa posterior cierra a la perfección. Como otros modelos King Size tiene la tendencia a perder los neumáticos de sus llantas. Cosas del paso del tiempo.


Otra cosa para mí, de chico, eran los colores llamativos de la cabina y la caja de carga. Para no pasar inadvertido por donde se circulara. Un detalle más en los neumáticos está estampado el nombre de la empresa que fabricaba los Matchbox: Lesney. Y del lado opuesto el país de origen: England.


Un camión más de la colección de la infancia, y no será el último que les muestre a través de esta sección y de Archivo de autos. Vendrán otros camiones de juegos imaginarios y de construcciones en mi mente. Estuvieron más de 40 años esperando arrancar de nuevo para seguir desgranando imaginación a su paso. Y vaya que lo lograron en el pasado.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.